Al recordar los dichos del gobernador Miguel Barbosa Huerta, la presidenta Estatal de Acción Nacional en Puebla, Genoveva Huerta Villegas, consideró que la irresponsabilidad con la que el mandatario estatal atendió la pandemia en primera instancia cobra factura hoy con vidas humanas.

En conferencia de prensa virtual, la ex diputada federal manifestó que la irresponsabilidad mata gente y mata la economía, por lo que deben reconocerse los errores en el manejo de la pandemia que ha dejado más de cinco mil contagios en el estado.

Declaró que al mandatario estatal le preocupa la altísima letalidad que ha dejado la pandemia de COVID en Puebla, pues pone en evidencia sus errores en la gestión y la irresponsabilidad en la misma, “en su conciencia quedarán las omisiones que han provocado la muerte de casi 700 personas por la enfermedad”, enfatizó la dirigente del PAN.

Indicó que su falta de tacto lo ha llevado a hacer penosas declaraciones, como la que calificó como misógina al decir que las mujeres no desaparecen, sin que “se van con el novio”, lo que representó una falta de respeto a la dignidad de miles de familias que han perdido a una integrante.

Agregó que Miguel Barbosa inventó una “BOA poblana” en la que incluyó algunos nombres de opositores y personajes con los que diariamente se confronta: “Que anote también a los titulares de la Comisión de Honor y Justicia de su propio partido, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, al propio Andrés Manuel López Obrador y a la diputada Estefanía Rodríguez Sandoval, quienes la semana pasada reprobaron su actuar y sus declaraciones”, enumeró Huerta Villegas.

Finalmente, la lideresa panista pidió a Barbosa deje de perseguir a sus críticos: “Hemos visto que ni eso le sale bien, como sucedió con el lamentable intento por amedrentar a la diputada federal Verónica Sobrado. Que mejor se ponga a trabajar y afronte las consecuencias de sus actos.

Al referir que los errores gubernamentales mantienen estancado el desarrollo de la entidad, Genoveva Huerta hizo un llamado para que el gobernador Miguel Barbosa tenga altura de miras y convoque a los actores políticos, económicos y sociales con el fin diseñar y ejecutar un Plan para Puebla.