Con un nuevo decreto en el que se asentará que en Puebla no hay condiciones para retomar actividades a partir del 15 de junio, el gobierno estatal establecerá su postura en la antesala de la reanudación de las labores de la industria automotriz.

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta consideró que es casi imposible frenar que Volkswagen (VW) y Audi restablezcan su producción, pero advirtió que como autoridad no será omisa en advertir que el crecimiento de los contagios de Covid-19 en el estado no permite romper el confinamiento.

“Voy a emitir un decreto para decir que no hay condiciones para el regreso, no voy a ser omiso, pero ya observo yo el enrutamiento de empresas que van a empezar con actividades el día lunes, pero mañana (viernes) emito un decreto sobre que en Puebla no hay condiciones para la reactivación de las industrias automotriz y la construcción”, puntualizó en su conferencia de prensa este jueves.

Va nueva advertencia 

El documento, que será emitido este viernes, es el segundo que el gobierno del estado publica para frenar la reactivación de las empresas automotrices, pues a finales de mayo se publicó el primero tras una serie de desencuentros con los directivos de VW. 

Hay que recordar que el semáforo que la federación utiliza para medir el nivel de contagios en el país hoy establece una alerta máxima para todos los estados a excepción de Tamaulipas, lo que implica una prohibición para romper el confinamiento.

Interrogado sobre el tema, Barbosa fue claro en señalar que fue la federación la que inició una inercia que llevó a las empresas del país a preparar su reapertura, tras la conclusión de la Jornada Nacional de Sana Distancia, el primero de junio.

Recordó que debido al aumento de contagios en Puebla, mediante un decreto frenó a VW y a Audi para que no retomaran su producción el primero de junio. Sin embargo, dijo que aunque emitirá un documento similar, es muy difícil impedir que las armadoras aplacen la fecha.

El gobernador dijo que también se intenta evitar una confrontación social, por lo que el documento a presentar este viernes establecerá nuevas medidas para evitar la dispersión del virus.

“Tenemos que ir administrando esta realidad, evitando la confrontación social pero mañana voy a emitir un decreto, y lo hice en el momento en el que la federación hablaba de que las cosas ya tenían condiciones para la reapertura, dije: no”, comentó.