La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Puebla, Olga Méndez Juárez, aseguró que alrededor de 105 restaurantes están en riesgo de quebrar y con ello perder 1 mil 500 empleos si es que se consuma el nuevo decreto del gobernador Miguel Barbosa Huerta para no reactivar la economía el 15 de junio.

"Realmente ahorita el número de afiliados que han manifestado que no van a abrir, hasta el día de ayer, son 55; ahorita el chat está muy inquieto porque manifiestan que si no abren el 15 (de junio) otro porcentaje igual podría unirse ya que tenemos recursos mínimos y los gastos siguen corriendo. De los 55 (restaurantes) estábamos hablando de que son cerca de 700 empleos y pudiera duplicarse o ser un poquito más, ya que algunos son medianos, estamos hablando de cerca de 1 mil 500 empleos (perdidos)", mencionó en entrevista.

Aseguró que la tarde de este jueves, a través del Consejo Coordinador Empresarial, busca entablar un diálogo con la secretaria de Economía, Olivia Salomón Vibaldo, porque así como está Canirac están otros sectores en espera de saber los lineamientos del decreto para poder fijar una postura.

Agregó que el gobernador de Puebla debe valorar la situación, pues consideró que sí es importante la salud de los ciudadanos, pero debe ver que igual de importante es la reactivación económica, "porque después se van a lamentar con muchas pérdidas de empresas y de empleo".

Por otro lado, aseguró que los negocios establecidos han acatado las recomendaciones y aun así no se han contenido los contagios porque la gente sigue visitando tianguis, mercados, y es ahí donde la autoridad les ha faltado mano dura.

Finalmente señaló que ellos siguen en la postura de abrir el próximo lunes, incluso ya mandaron a traer a su personal e hicieron negociaciones con proveedores.

La empresaria señaló que según sus estimaciones será hasta marzo del 2021 cuando el sector que representa pueda recuperar el nivel de ventas que tenían antes de la pandemia.

"La reapertura va a ser de forma escalonada y los ingresos para que llegue a estar antes de la pandemia marca que el sector restaurantero va a poder superarse hasta marzo del 2021", consideró.

Prepara CMIC contrapropuesta para reactivar a constructoras

A su vez el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Héctor Morales Sánchez, adelantó que presentará una propuesta para el regreso actividades luego de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta anunció que emitirá un nuevo decreto para retrasar una vez más el reinicio de actividades el 15 de junio por los contagios de Covid-19, sin embargo pidió reconsiderar medidas como el Hoy No Circula.

En entrevista el presidente del sector de la construcción mencionó que aunque la situación económica es preocupante tanto para los dueños de las constructoras como para los trabajadores, se debe velar por el tema de la salud, sin embargo esperarán a conocer las disposiciones del decreto que será emitido por el gobierno de Puebla.

"Sí estoy enterado de lo que comentó en la mañana, la verdad es que hay que esperar el decreto para ver cómo vienen los términos y trabajar al interior en un regreso diferente a lo que se ha venido platicando, pero tengo que esperar cuando hayan emitido el decreto", aseguró.

Añadió que todas las empresas afiliadas, que son alrededor de 300, tienen todo listo para iniciar actividades el próximo 15 de junio.

Asimismo consideró preocupante el tema del transporte público ya que es un punto de infecciones, por lo cual pide reconsiderar el programa Hoy No Circula y determinar si ha dado resultados positivos.

Proveedoras irían por amparos ante nuevo decreto

Ante el anuncio de que la industria automotriz y de la construcción no podrían iniciar labores el próximo lunes, el secretario general de la Confederación Sindical Republicana (CSR), Constantino Sánchez Díaz, no descartó la posibilidad de que 75 proveedoras se amparen para evitar despidos masivos, pues 126 personas se han quedado sin trabajo durante la pandemia.

En entrevista Sánchez Díaz explicó que a más de dos meses de confinamiento en los que ninguna proveedora ha generado ingresos, considera que es importante la reactivación ya que de no darse ve viable ampararse para poder reactivar el sector, siguiendo todos los lineamientos de seguridad sanitaria.

“Sentimos que para reactivar la economía sería lo más conveniente. De igual forma, sino fueran los amparos serían los permisos que nos pudieran otorgar del gobierno (federal) con todos los lineamientos de seguridad. Para nosotros lo más importante es la seguridad de nuestros compañeros, sabemos que regresar genera un poco de temor por los contagios pero si se cumplen todas las medidas de seguridad y todos las ocupan, sería un regreso más seguro”, explicó.

Además mencionó que hay incertidumbre entre los colaboradores ya que hasta el momento solo se tiene garantizado el pago al 50 por ciento del mes de junio y aunque entienden que la salud es un tema prioritario, también la reactivación económica lo es, por ello estarán al pendiente de lo que el día de mañana se decrete.