El gobierno de Puebla busca desprestigiar por venganza política al rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, mediante la denuncia contra su hija, Luz Andrea Esparza Vergara.

Así lo denunció este domingo el Observatorio Ciudadano Laboral Poblano, al advertir que el caso denota un intento del gobernador Miguel Barbosa Huerta por maniatar a la universidad.

“Consideramos que la investigación de los ingresos y egresos de la hija del rector y expresidenta de Lobos BUAP, se ha estado manejando como una afrenta mediática y de exhibición para desprestigiar al rector y su familia, llevando la investigación a terrenos de venganza política a la personal”, acusó la organización en un comunicado.

El colectivo encabezado por el activista Marco Mazatle Rojas demandó un cese al acoso institucional como método de presión política, pues alertó que esto revive prácticas dictatoriales del gobierno del panista Rafael Moreno Valle.

“Rechazamos la utilización de instituciones públicas para consumar venganzas políticas o personales, así como que se inicie una investigación en contra de la hija del rector de la BUAP como prebenda o venganza para amargar a cualquier tipo de institución educativa”, sentenció el observatorio en un pronunciamiento.

Como la denuncia se presentó por la Secretaría de Planeación y Finanzas por presunto lavado de dinero, se exigió que las investigaciones se realicen sin sesgo político ni intervención del gobierno.

 

Fiscalización sin persecución

El colectivo se pronunció a favor de la fiscalización de la universidad —otro motivo de disputa entre la BUAP y el gobierno— siempre y cuando se lleve a cabo sin consigna ni persecución política.

A la vez demandó el respeto a la autonomía de la máxima casa de estudios, pues la vulneración de ella sería un golpe a la sociedad poblana. 

“El respeto a la autonomía es la base de la sociedad y se debe de garantizar por encima de cualquier interés espurio que se escude en algún fuero, ni los poblanos, ni la comunidad universitaria deberá permitirlo, ya que da paso la anarquía como principio social”, alertó.

Al exigir que las indagatorias no violenten los derechos humanos del Esparza Ortiz ni de su familia, el Observatorio urgió a Barbosa Huerta a centrarse en el combate de la pandemia por Covid-19.

“El representante de nuestro estado tiene otras cosas que resolver de mayor importancia y urgencia, que están afectando a los poblanos en tiempo de contingencia por el Covid-19, por lo que pedimos que se dejen de rencillas y trabajen  en la responsabilidad de evitar mayores tragedias por la pandemia que ataca a la población mundial”, enfatizó.