Como parte del compromiso de ser una empresa sustentable, Agua de Puebla para Todos realiza acciones para contribuir a disminuir los impactos de la contaminación, coadyuvando con programas de mejoramiento del medio ambiente como: la operatividad de las 5 Macro Plantas de tratamiento de agua residuales que sanean cada año más de 69 millones de metros cúbicos de aguas negras generadas en la ciudad; el reúso de agua tratada; la aplicación de biosólidos; la reforestación de espacios públicos y acciones para la recarga del Acuífero del Valle de Puebla.

Tratamiento de Aguas Residuales

Del año 2014 al 2019 se invirtieron más de 386 millones de pesos en la rehabilitación y modernización de 4 Macro-plantas de tratamiento y 1 planta de tratamiento biológico, las cuales operan los 365 días del año, lo que permitió pasar de 39 millones 591 mil metros cúbicos en 2014, a 69 millones 022 mil 145 metros cúbicos tratados en el año 2019, esto es, 29 millones 431 mil 145 metros cúbicos más de agua residual proveniente de industrias, comercios y casas habitación, tanto de Puebla capital, la periferia, e incluso las que provienen de municipios conurbados, lo que representa un 74 por ciento de incremento en el volumen de agua residual saneada.

Producto de este saneamiento, el agua residual ya tratada es Reutilizada en parques, jardines y lagos artificiales, sumando 200 mil metros cúbicos los que se han suministrado para reúso, a través de una “línea morada”, en una longitud de más de 6 kilómetros de red donde se conduce el agua tratada.

Uso de energía de fuentes renovables-Eólica

Cabe destacar las acciones que emprenderá Agua de Puebla para Todos en beneficio del medio ambiente con el consumo de energía mediante fuentes alternativas renovables como lo es la energía Eólica y/o Solar, toda vez que a partir del segundo semestre de este año 2020 la concesionaria consumirá hasta un 25 por ciento de dicha energía, sustituyendo así la energía eléctrica tradicional que actualmente utiliza, por lo que para el año 2021 llegará hasta un 50 por ciento el consumo de esa energía renovable.

El uso de nuevas fuentes alternativas de energía será enfocado en primera instancia a la operatividad de los centros de mayor consumo y carga de energía como son pozos y plantas de tratamiento, lo que permitirá hacer sustentable el consumo de energía que usa actualmente la concesionaria, sustituyéndola con recursos favorables al medio ambiente.

Conservación de zonas de recarga del “Acuífero del Valle de Puebla”

Mediante el proyecto denominado “Restauración, Protección y Conservación de los Recursos Naturales del Parque Nacional Iztaccíhuatl- Popocatépetl” Agua de Puebla coadyuva a la infiltración anual de 3.2 Millones de metros cúbicos de agua, con acciones de mantenimiento en las 100 hectáreas a su cargo reforestadas con 30 mil pinos, logrando captar cada año 600 metros cúbicos de agua de lluvia, contribuyendo a su infiltración, recarga y conservar los niveles de agua subterránea para dar sustentabilidad al Acuífero del Valle de Puebla, que es nuestra principal fuente de abastecimiento, donde la concesionaria realiza anualmente la apertura y limpieza de 1.25 kilómetros de brechas corta-fuego y la limpieza y desazolve de 5 mil tinas ciegas construidas para captar el agua pluvial.

Reforestación urbana con 5 mil árboles cada año del Vivero Apetlachica

La reforestación de la mancha urbana y de espacios públicos en la ciudad para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero se realiza con el apoyo del vivero de “Apetlachica”, mediante el cual, Agua de Puebla para Todos produce alrededor de 5 mil plantas arbóreas cada año, de especies como Trueno, Pata de Cabra, Fresno y Casuarina, para su distribución en distintos pulmones de la ciudad y zona conurbada, contribuyendo a la captación de Dióxido de carbono- CO2, toda vez que las manchas verdes han ido disminuyendo con el crecimiento poblacional.

De esta manera, las acciones que realiza Agua de Puebla están enfocadas al desarrollo sustentable de la comunidad y del recurso hídrico para su preservación, aplicando la mejor tecnología que permita optimizar nuestros procesos y aprovechar los recursos de manera eficiente, con políticas sostenibles en beneficio de la población y el medio ambiente.