Para no contagiarse de COVID-19 hasta el momento la mejor defensa sigue siendo el quedarse en casa, guardar la sana distancia y continuar con las medidas preventivas de higiene, como son el uso de cubrebocas, careta, gel desinfectante con base alcohol del 70%; no tocar ojos, nariz y boca con las manos sucias y el lavado continuo de manos por 20 segundos.

La gente debe estar consciente y en alerta en estos momentos que se está pensando en regresar al ambiente laboral, porque la principal fuente de transmisión para contagiarse del COVID-19 es la vía respiratoria, señaló Rocío Baños Lara, catedrática investigadora de los Posgrados en Biotecnología de la UPAEP.

Subrayó que “es más probable que la persona se pueda contagiar por el virus del COVID-19 proveniente de otras personas que cuando hablan o tosen, las partículas de saliva pueden caer cerca de la otra persona y contraer el virus”. Pero también, si hay riesgos de contagio en los lugares en donde se conjunten grandes números de personas como son los restaurantes, bares y lugares en donde esté conviviendo la gente y no se lleven a cabo las medidas de higiene sanitaria pertinentes, comenzando por la protección en las mismas personas.

Lamentó que a estas alturas de la pandemia, siga habiendo personas que no creen en la existencia del coronavirus. Agregó, “es un problema de educación y de conocimiento básico de la ciencia y de cómo funciona la biología. Nuestra labor académica es robustecerla y estar informando de qué está pasando con este virus, de que los alumnos lleven este conocimiento a sus familias, porque es más fácil creer o confiar en estos conocimientos científicos si los tenemos de alguien que está más cercano a nosotros, como un amigo o un familiar”.

Exhortó a las personas a seguir utilizando el cubrebocas y todas las medidas de higiene sanitaria que esté disponible hasta el momento, esto con el fin de pensar que “todos estamos contagiados del virus, para no estar diseminando por todos lados. Debemos hacer caso a las personas que saben sobre el tema, como son los médicos, virólogos o epidemiólogos, entre otros y seguir con los protocolos que se han implementado hasta el momento para reducir el número de personas contagiadas”.