Ciudadanos de Cuautlancingo se manifestaron en contra del Complejo Funerario “El Renacimiento”, debido a que por el Covid-19 el lugar aumentó su actividad, por lo que se perciben malos olores y una gran cantidad de humo que sale de las chimeneas de los crematorios. 

Los vecinos comentaron que esta situación ha provocado que el humo llegue de manera continua a fraccionamientos aledaños a este lugar y lo consideren una fuente de infección, pues aunque están conscientes de que el virus no se transmite por el aire, pues los malos olores y el humo podrían dañar su sistema respiratorio. 

Además dijeron que el lugar no respeta horarios ni protocolos de seguridad: “Hemos visto salir a personas de este lugar sin ningún tipo de protección aunque se sabe que aquí creman cuerpos con Covid-19”, agregó Luz María, una de las vecinas afectadas. 

“Nos da miedo que este lugar sea una fuente de infección para todos nosotros, pues, no estamos acostumbrados a la gran cantidad de humo que genera este lugar, es molesto que el trabajo de esta funeraria nos afecte porque no se respira un ambiente tranquilo”, añadió. 

Por otra parte, señalaron que el Complejo funerario no ha dado declaraciones al respecto y se niegan a responder a las quejas de los habitantes, argumentando que cuentan con todos los permisos para laborar sin problema, 

“Yo no digo que el lugar tenga que cerrar, solo que sean más cuidadosos con su labor, porque yo tengo que abrir mis ventanas por el calor que se ha sentido y entra a mi casa el mal olor”. 

“Solo queremos que la funeraria nos escuche y respete nuestro predio, eso es lo único, no quisiéramos tener consecuencias graves o contagios por sus descuidos”.