Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no confían en las cifras que ofrece el gobierno federal sobre el número de contagios y los datos sobre decesos desde que inició la pandemia en nuestro país.

De acuerdo con la encuesta “Combatientes del IMSS frente al Covid” realizada por la agencia de investigación especializada en estudios de mercado y de opinión pública, Enkoll, el personal médico de la institución desconfía del manejo de la enfermedad por parte de las autoridades federales.

Un 63 por ciento de los casos el personal dijo desconfiar de las cifras ofrecidas por la Federación al clasificarlas como poco o nada confiables. Asimismo un 91 por ciento reconoció tener temor de contagiarse.

La encuesta también considera la evaluación particular de funcionarios federales responsables de la institución. El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó una mayor desaprobación con un 52 por ciento, el director del IMSS, Zoé Robledo Aburto alcanzó el 51, y el director de prestaciones médicas, Víctor Hugo Borja Aburto fue desaprobado con un 46 por ciento.

Aunque Robledo Aburto fue desaprobado por poco más de la mitad de los encuestados, fue considerado como el mejor funcionario al compararlo con los  ex directores de la institución de los dos sexenios previos.

Por otra parte, un 75 por ciento consideró que no cuenta con insumos necesarios para enfrentar al Covid-19 y un 25 por ciento ha sido víctima de discriminación en vía pública. Un 71 por ciento de los encuestados consideró que el IMSS no está reconociendo su trabajo en esta crisis sanitaria, donde están bajo fuerte riesgo y en graves condiciones debido al elevado número de casos.

El ejercicio se realizó durante los últimos cuatro días de mayo a 804 trabajadores de la institución de salud de todo el país, entre los que se encuentra personal de enfermería, técnicos y administrativos, a través de internet y por medio de redes sociales, como Facebook e Instagram.