Al día de hoy Teziutlán registra un bajo índice delictivo tras el comienzo de la llamada "nueva normalidad", declaró en entrevista el secretario de seguridad pública municipal, Roberto Hernández Rangel 

Quien informó que las áreas que conforman esta secretaría realizan de manera coordinada rondines y vigilancia para que los distintos sectores de la población cumplan con las medidas de mitigación sanitaria previstas para el regreso de actividades. 

Al rendir un informe detallado de las acciones por parte de esta dependencia ante el edil Carlos Peredo Grau,y la regidora de gobernación, Marilyn Ballesteros, los departamentos de seguridad pública, vialidad y protección civil se comprometieron a trabajar coordinadamente para vigilar el apego a los protocolos de sanidad orientados para el comercio, transporte público y ciudadanía en general, toda vez que han sido reabiertos los establecimientos considerados "no esenciales" en esta semana. 

Hernández Rangel explicó que con 15 manuales de sanidad los comercios y establecimientos reabiertos podrán laborar y reactivar la economía respetando las normas sanitarias necesarias como el uso del cubrebocas, sana distancia, lavado de manos, así como vigilar que los  establecimientos y transportes públicos cumplan las restricciones acordadas y no tengan aglomeraciones dentro de sus unidades. 

El secretario reiteró que la población debe mantener las normas de mitigación pues el problema por la pandemia de Covid - 19 aún no ha sido superado, ante los pronósticos de posible aumento en los contagios si no se cumple con los protocolos.

Exhortó a la ciudadanía para denunciar o pedir auxilio al teléfono 31 20043, el cual concentra a seguridad pública, vialidad y protección civil, o a su número celular, 2311296436.

Hernández Rangel finalizó diciendo que por lo que hace al índice delictivo, va a la baja, siendo delitos comunes el robo a transeúntes, casa habitación y a vehículos, pero mostrando apenas una taza del .01 por ciento, gracias a contar con la coordinación con la guardia nacional, policía estatal y policía ministerial.

De manera internamente se han dado de baja 26 elementos de la central de seguridad pública por anomalías o actos de corrupción, mientras que el resto de los elementos están en constante capacitación mediante el programa de fortalecimiento para seguridad pública ( Fortaseg), y el manejo adecuado del IPH, informe policial homologado.