Bajo los estragos del sol, artesanos y alfareros del municipio de Acatlán esperan que esta situación de salud por Covid-19 pase pronto, ya que desde hace más de dos meses las ventas han disminuido, afectando, sobre todo los ingresos de las familias que aún subsisten por el comercio.

Los artesanos del corredor de artesanías ubicado en la entrada de Acatlán expresaron que la pandemia los ha afectado en diversos aspectos, ya que de por si las personas ya no se interesan por comprar artesanías, mucho menos en esta crisis que ha dejado el coronavirus.

“Para los que solo vivimos de la elaboración y venta de artesanías la situación económica se pone cada vez más difícil, muchos nos han exhortado a lo largo de dos meses a quedarnos en nuestras casas, pero tenemos que comer, y si no salimos a trabajar no comemos”, expresó la artesana Yolanda “N”.

Informó que anteriormente los turistas que viajaban a Oaxaca hacían una parada para comprar sus artesanías en este lugar, pero con esta situación muchos artesanos se han visto afectados, a veces solo sacan para comer frijoles y arroz.

Ante esta situación esperan que el gobierno estatal y federal tome cartas en el asunto para apoyar la artesanía de la Mixteca, como en administraciones anteriores cuando el gobierno los canalizaba con otros empresarios para poder comercializar sus productos.

“Queremos que el gobierno nos apoye ante esta situación de crisis que estamos viviendo con préstamos y apoyo a los artesanos, ya que hay veces no hay ventas, las personas prefieren comprar alimentos de la canasta básica que comprar artesanías”, manifestó Esther Ramos, quien lleva muchos años vendiendo artesanías de barro.

En la misma situación se encuentran los artesanos ubicados en el mercado de artesanías de la zona centro de Acatlán, ya que, ante el cierre del mercado municipal, Rodolfo Sánchez Taboada a partir de las 2 de la tarde, el centro se queda en completa desolación.