El PAN, PRI y diputados acusaron que la denuncia del gobierno de Puebla contra Luz Andrea Esparza Vergara es una venganza política contra su padre, el rector Alfonso Esparza Ortiz, con el fin de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta tome el control de la BUAP.

Tras darse a conocer que la denuncia es por presuntas discrepancias de ingresos y gastos de hace siete años, legisladores reprobaron que en medio de la crisis sanitaria por Covid-19, el mandatario de Morena se dedique a perseguir opositores.

La dirigencia estatal del PRI acusó que el gobierno estatal ejerce persecución política contra el rector y se solidarizó con él.

A través de su cuenta de Twitter, el tricolor aseguró que estará "pendiente" de que las investigaciones se realicen con transparencia y apego a la ley.

"Nos solidarizamos con el Rector @alfonsoesparzao por la persecución política de la que ha sido objeto por parte del Gobierno del Estado. Así mismo estaremos pendientes de que los procesos de investigación se hagan de manera transparente y apegados a la Ley", publicó el partido.

PAN ve rencor y venganza

La dirigente estatal del PAN, Genoveva Huerta Villegas, a su vez reclamó que Barbosa Huerta se conduce por “el rencor y la venganza”.

En Twitter enfatizó que no solo los panistas opinan así, pues se solidarizó con el rector luego de que este acusó que la denuncia contra su hija es una venganza política.

“No somos los únicos que lo decimos: el gobierno de @MBarbosaMX se conduce desde el rencor y la venganza. Nuestra solidaridad con el rector @alfonsoesparzao. #NoMásBarbosadas”, publicó.

Barbosa pierde el tiempo en vendettas

Por la bancada del PRI en el Congreso, el diputado Javier Casique Zárate señaló que un gobernante hace mal en “perder el tiempo en vendettas” de índole político.

El exdirigente estatal del tricolor alertó que habrá zozobra y polarización si el poder se usa como instrumento de venganza.

“El poder es un instrumento que sirve para construir acuerdos y conciliar intereses. Si se utiliza como instrumento de venganza siembra zozobra y polariza a la sociedad. Mal hace un gobernante en perder tiempo en vendettas y batallas en las que nadie gana. #AsiNo”, sentenció.

Su mensaje lo acompañó del fragmento de la columna “Templo Mayor, del periódico Reforma, donde este día se dio a conocer la denuncia realizada por la Secretaría de Planeación y Finanzas.

Acusan uso faccioso del poder

El diputado José Juan Espinosa Torres (del PT), acusó un uso “faccioso” del poder y exigió la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y el Congreso de la Unión.

En su cuenta de Twitter señaló que en Puebla “el casique no tiene límites” y externó su respaldo a Esparza Ortiz.

“#ConLaFamiliaNo En #Puebla “El Cacique” no tiene límites. Mi solidaridad y respaldo absoluto @BUAPoficial @AlumnadoB, a su Rector @alfonsoesparzao. Hago un llamado a @CNDH @FGRMexico @senadomexicano @Mx_Diputados a que den estricto seguimiento al uso faccioso del poder público”, refirió.

Esparza acusa persecución

Esparza Ortiz por su parte acusó que la denuncia contra su hija es persecución política y venganza personal por parte de Barbosa Huerta, por no permitir que “se apodere” de la BUAP.

“Lamentable que el gobierno de Puebla utilice las instituciones públicas para venganzas políticas o personales. NO permitiré que el rencor que le generó no cumplir su intención de apoderarse de la BUAP la afecte, y menos que dañe a mis familiares”, sentenció en Twitter.

El rector se dijo abierto a la transparencia, siempre y cuando esta sea apegada a derecho, pero exigió no involucrar a su familia en venganzas políticas.

“Estaré siempre abierto a que, apegadas a Derecho, las autoridades revisen mis cuentas, las de mi familia y las de la BUAP; pero, si se quiere cobrar una venganza política, que lo hagan conmigo, NO con la Universidad, NI con mis familiares. #NoMásPersecuciónPolítica”.