El programa del Hoy No Circula adoptado por el gobierno estatal para intentar reducir la movilidad y con ello la curva de contagios por Covid-19, trajo consigo una serie de amparos ganados gracias a que no existen garantías de que las autoridades ofrezcan un servicio de transporte público seguro y acatando medidas básicas como la sana distancia.

Aunque formalmente este lunes concluyó la jornada nacional de la sana distancia y el país entró en la fase de la nueva normalidad, en Puebla el gobernador Miguel Barbosa Huerta anunció que el programa del Hoy No Circula seguirá vigente por tiempo indefinido, situación por la que muchos automovilistas podrán seguir acudiendo a las instancias federales para tramitar un amparo.

Aunque son decenas de amparos los que se han resuelto con una suspensión temporal en favor para los automovilistas, también existen algunos que son rechazados por no argumentar correctamente la solicitud.

Una de las argumentaciones más exitosas hasta el momento es el riesgo sanitario que implica el uso del transporte público, tal es el caso del amparo 612/2020 promovido en el Juzgado Quinto de Distrito de Amparo Civil, Administrativo y de Trabajo, por el abogado Fernando Castillo Pacheco, en donde destaca, entre otros, dicho argumento.

El acuerdo resuelto el pasado 29 de mayo y publicado este lunes en la lista de acuerdos del Poder Judicial de la Federación, detalla que uno de los principales factores por los cuales se otorgó la suspensión temporal dentro del juicio de amparo es por la imposibilidad de acatar la sana distancia en el transporte colectivo.

"Es precisamente el uso de vehículos de transporte público y mercantil, al igual que vehículos particulares ajenos, el aspecto en donde se encuentra la mayor afectación al interés social que puede causar la negativa de la suspensión, dada la diversidad y cantidad de personas que hace uso de él, y de forma constante, porque ello implica una mayor exposición al riesgo del contagio del virus", se lee en el acuerdo.

En el mismo resolutivo se destaca que existen indicaciones de la Secretaría de Salud federal para suspender actividades en lugares concurridos y en actividades no esenciales, sin embargo las mismas no han sido totales por lo que aún hay personas que deben de trasladarse de un lugar a otro por servir a un sector esencial o porque sus actividades laborales así lo requieren.

"Es evidente que la negativa de la suspensión contra la implementación del programa Hoy No Circula, que implica que las personas, para trasladarse, hagan uso de otros medios de transporte, donde la exposición al contagio del Covid-19 es mayor, conlleva una afectación mayor al interés de la sociedad, que el hecho de que la parte quejosa haga uso de su vehículo", recalca el fallo.

Ante esta situación, la parte interesada se unió a la lista de poblanos que podrá hacer uso de su automóvil para ir a su trabajo sin importar el último dígito de su placa de circulación, pues por la disposición estatal, son dos días por semana que cada vehículo queda imposibilitado para circular pues de hacerlo su vehículo será remolcado a un corralón, donde no pagará multa pero sí el arrastre de la grúa y el piso del depósito.