La crisis del Covid -19 ha dejado a las mujeres poblanas sin acceso a anticonceptivos, abortos seguros e inclusos seguimiento a embarazo adolescentes, de acuerdo con organizaciones sobre derechos sexuales y reproductivos.

Así lo expusieron este día en un foro en el marco del Día Internacional de Acción para la Salud de las Mujeres, organizado por autoridades de la Secretaría Para la Igualdad Sustantiva de Género del ayuntamiento de Puebla.

En su intervención, Cinayini Carrasco, del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr), expuso que han ido en aumento las solicitudes de orientación para acceder a abortos seguros.

"No solamente conmigo sino con compañeras con las que trabajo y con las que relaciono. Muchas chicas se han acercado para solicitar información, para preguntar dónde pueden acceder a un aborto seguro, para informarse sobre cómo medicamento", dijo.

Mientras que Mónica Gaona de la Red de los Derechos Sexuales y Reproductivos de México (DDESER), expuso que se ha complicado el seguimiento a los casos de embarazo adolescente.

"Tomando en cuenta que si de por sí un embarazo adolescente es doblemente más riesgoso, ahora, durante estos momentos se dificulta más que las mujeres accedan a sus revisiones regulares y se incrementan los riesgos", comentó.

En la organización a la que pertenece, dijo, analizan actualmente qué tan complicado es para los adolescentes poblanos acceder también a los anticonceptivos que se entregan de forma gratuita.

En el proceso, explicó Gaona, se han encontrado también con que es burocrático, que se debe pasar por páginas de internet y teléfonos que no están habilitados, mientras que en otras líneas se argumenta que actualmente están fuera de servicio por la contingencia.

Durante el foro se analizaron también las limitantes con las que de manera general se encuentran las mujeres para acceder a la salud y aunque se reconocieron avances se resaltaron retrasos en la atención a grupos vulnerables.

Destacaron la discriminación de la comunidad de mujeres lesbianas y bisexuales, para las cuales no hay en el país una estrategia a sus problemas de salud.

El año pasado, detalló Mariana Cruz de la asociación Jóvenes por una Salud Integral, trabajaron con personal de la Ciudad de México que de manera abierta llegó a exponer que al no existir penetración en sus relaciones sexuales, no tenían riesgos.

Sin embargo éstos pueden existir por intercambio de fluidos o abusos, pero persisten entre el personal médico estigmas que minimizan sus riesgos.

"Había una fuerte aseveración en cuanto a este mito, pues que si, a las lesbianas no les pasa nada, no tienen ningún tipo de riesgo de adquirir o transmitir una enfermedad de transmisión sexual puesto que no tienen una penetración", dijo.