Este miércoles en el municipio de Teziutlán realizaron la  tercera sanitización del CERESO que, hasta el momento, no registra ningún caso del virus, además, entregaron cubrebocas a los internos y al personal para que durante la contingencia se tengan las medidas precautorias en este sector para actuar en contra de algún foco de infección. 

Así lo anunció el Secretario General del ayuntamiento, José Manuel Bello Mora, quien añadió que en Teziutlán se efectuaron de forma temprana los lineamientos de salud para la prevención del Covid-19, sobre todo, en este centro de readaptación social con la suspensión de visitas y de la entrega de alimento por parte de los familiares a los reos, para prevenir que el virus venga del exterior y se propague.

Agregó que: “al momento de que cualquier persona ingrese a las instalaciones, deberá atenerse a los protocolos de salud correspondientes como la toma de temperatura con pistolas térmicas, el uso adecuado del cubrebocas, la utilización constante de gel antibacterial, además, personal médico realizará revisiones periódicas a los internos por para descartar cualquier tipo de brote, como parte del protocolo de prevención que incluye el mejoramiento de las condiciones de salubridad, higiene y limpieza.

De acuerdo a la normatividad sanitaria también se ha suspendido el ingreso de mujeres embarazadas, menores de edad y personas de la tercera edad por ser el sector vulnerable ante el coronavirus.

De igual forma también se siguen los lineamientos de salud en la limpieza de la cocina y en la preparación de la comida de todos los internos quienes se reúnen por secciones manteniendo la sana distancia al momento de consumir sus alimentos, mientras los cocineros portan cubrebocas, gorros, guantes y el lavado de manos constante como medidas precautorias.

Hoy el Centro de Readaptación Social (CERESO) de esta ciudad, continúa con las medidas de prevención, manteniendo hasta el momento el lugar exento de algún caso por COVID – 19.

La dirección de salud municipal está haciendo una valoración y expediente médico a cada una de las personas privadas de su libertad para llevar el historial y así conocer de forma específica en que estado de salud se encuentran.