Regidores de Morena presentaron una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción en contra de quien resulte responsable por la compra de despensas con presunto sobrecosto en el Ayuntamiento de Puebla y de ventiladores mecánicos de segunda mano durante la contingencia por el Covid-19.

Durante la Comisión de Patrimonio y Hacienda, regidores inconformes con las adquisiciones solicitaron también la intervención del síndico municipal Gonzalo Castillo Pérez, a fin de que revise los contratos que se firmaron con los proveedores involucrados.

El secretario de Administración del gobierno capitalino Leobardo Rodríguez Juárez fue cuestionado durante la reunión por incurrir en supuestas anomalías en la compra de ventiladores mecánicos que iban a ser entregados a la Secretaría de Salud pero que tenían defectos.

Piden investigación

En posterior conferencia de prensa, regidores que se agrupan en el llamado G5 informaron que fue el 13 y el 19 de mayo cuando presentaron las denuncias, a fin de que los casos sean investigados.

Explicaron que el primer recurso es por la compra de abarrotes que hizo el Sistema Municipal DIF (SMDIF) con supuestos sobrecostos para entregar despensas en zonas vulnerables, como medida de apoyo a personas de escasos recursos durante la contingencia por el Covid-19.

La segunda denuncia tiene que ver con la contratación presuntamente irregular de la empresa Full Hen S.A. de C.V. para que entregara al gobierno capitalino 12 ventiladores mecánicos que, por ser de segunda mano, ya no pudieron ser donados al gobierno del estado como planeó la comuna.

Los morenistas indicaron que también darán parte a la Auditoría Superior del Estado (ASE) y a la Contraloría municipal, para que realicen las indagatorias correspondientes.

"Levantamos una denuncia en contra de quienes resulten responsables de actos de corrupción porque no estamos dispuestos a tolerar más estas prácticas…”, comentó el regidor Edson Cortés.

Por su parte, Rodríguez Juárez defendió que la comuna no resultó perjudicada económicamente en la contratación de Full Hen, pues se estableció que no se pagarían los 15.9 millones de pesos que se pactaron hasta que no hubiera total satisfacción de los productos entregados.