Pese al llamado constante y a la campaña de promoción que el gobierno de Atlixco hizo en redes sociales de los dos mercados temporales, donde se reubicaron a un bajo número de tianguistas, cada día se vacían más, pues los comerciantes no alcanzan las ventas esperadas.

Esto debido a que de manera paralela se crearon otros tres espacios temporales para la venta, uno, el más grande, en el campo deportivo la Concha que solo se abre martes y sábados hay tienen espacios más de 500 mercaderes.

El segundo en donde se encuentran 80 comerciantes de dos organizaciones denominado “Mercado Revolución”, muy cerca del Centro de Convenciones el lugar habilitado por el gobierno para trasladar a todos en un primer momento y retirarlos de las calles.

Finalmente y de forma emergente para quienes querían seguir en la zona del tianguis se abrieron las puertas del encierro de los autobuses Acapetlahuacan, para dar cabida principalmente a la gente que viene de las comunidades de la región de Atlixco pero que no quiso irse al centro de convenciones.

Pero ante la necedad de otros ochenta comerciantes se abrió también de manera oficial la unidad deportiva la Carolina que al igual que el centro de convenciones luce vacía.

Para Felipe Ramírez, líder de uno de los grupos que se encuentra en el mercado temporal Revolución, el error del Ayuntamiento fue no contemplar a todos; “quiso darle preferencia a los de Atlixco, cuando la mayor parte de los vendedores son de fuera, por eso muchos no quisimos estar en sus mercados oficiales”.

Además la primera propuesta de ir alternando los días tampoco les convenció por ello se buscaron otras opciones, en su caso tampoco les convenció la oferta de Antorcha Campesina en el campo deportivo de la Concha; “porque después hay que pagar los favores y eso tampoco va con  nosotros que solo buscamos vender”, finalizó.