Las acciones hasta ahora encaminadas para informar a las poblaciones indígenas sobre el Covid-19 han dejado fuera a cuatro de seis grupos que tienen presencia en Puebla.

A finales de esta semana, el Instituto de Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) difundió 17 traducciones de la Guía para la Atención ante la Emergencia Sanitaria Generada por el Virus SARS-CoV2 (COVID-19), a fin de informar a igual número de habitantes en el país. 

Sin embargo, en su listado sólo se observa para Puebla la traducción al náhuatl de la Sierra Nororiental y al totonaca de la Sierra Norte del estado.

La medida contrasta con la información más reciente de 2015 que detalla el Atlas de los Pueblos Indígenas de México a cargo de la Comisión Nacional  para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

En ese mapa se muestro por ejemplo, que también hay presencia del pueblo indígena Nahua en el centro y en el sur del estado.

La siguiente comunidad con más presencia es la del pueblo indígena Totonaco en el norte de la entidad y que sí se considera en las traducciones.

Los otros cuatro pueblos no consideradas en las guías son el Otomí que está al norte, así como el Popoloca, Mixteco y Mazateco al sur.

En el caso de los pueblos Otomí y Popoloca no hay ninguna consideración en las guías, mientras que del Mixteco y el Mazateco se consideran algunas versiones, pero para pueblos específicos de Oaxaca.