El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), en PueblaGabriel Covarrubias Lomelí, dijo que la industria automotriz local está en condiciones de retornar a la actividad gradualmente, de una manera tranquila y escalonada, e irse preparando para cuando se pueda interactuar con el mercado de forma normal.

También advirtió que será decisión de cada empresa responder al decreto anunciado por el gobierno estatal y aclaró  que como cámara no emprenderán ninguna acción legal pues carece de atribuciones.

En conferencia de prensa virtual, el empresario pidió a las autoridades tomar en cuenta que de las 130 empresas afiliadas a Canacintra, 90 por ciento estuvieron en paro por la emergencia sanitaria y el resto, calificado como actividad esencial, como el caso de la industria alimentaria, tuvo muy baja producción por lo que no retomar actividades sería contraproducente.

Señaló que desde antes del 18 de mayo se capacitó al personal para retomar actividades con las medidas necesarias y pidió dialogar con las autoridades para no tomar una decisión unilateral y tener un retorno laboral gradual, ya que se tenían contratos a nivel nacional y de exportación del sector automotriz, donde hay penalizaciones

Aseguró que es una economía muy importante ya que el clúster automotriz incluye industrias proveedoras del estado de Tlaxcala que también están participando en esto, por lo que señaló que el vecino estado ya se está activando de una manera más acelerada, por lo cual  habría una desventaja por la proveeduría en Puebla.

Empresas son libres de recurrir a amparos para reiniciar

Agregó que se respetarán las indicaciones de las autoridades estatales y federales y que ,como cámara empresarial, no pueden impedir que empresas como Volkswagen y Audi, decidan retomar sus actividades. Y si algún afiliado a la cámara decidiera, de manera individual, hacer algún trámite de carácter legal, está en todo su derecho.

"Es posible que lo puedan hacer; están en su derecho, si ven que se sienten afectados (…) que las industrias estén paradas por dos meses representa un costo alto. Sí hablamos de amparos o de situaciones legales. Nosotros como cámara no estamos en esa función, porque no tenemos la representatividad legal", explicó.

Reprochó que por parte del gobierno federal no haya ningún apoyo y señaló que ni los créditos que ha ofrecido el gobierno del estado han ayudado al sector a contrarrestar los efectos de la pandemia ya que la tasa ( de interés) es muy alta pero  gastos como salarios  afectan muy fuerte a las empresas. Aún cuando pueda haber cierta  negociación ya se debe cumplir con los compromisos, no solo es decir no tengo dinero no te pago. Sabemos las responsabilidades que eso implica y es algo que va afectar a las empresas.

Aunque precisó que entiende la postura del gobierno para prevenir más contagios, se deben medir las afectaciones en el sector económico ya que "sí está afectando esta inactividad y sí afecta que aunque sean 15 días los que quizás se pueden postergar, eso va a afectar de una manera mayor porque son 15 días más los dos meses que ya se vienen arrastrando".

Finalmente expuso que la afectación va a ser mayor si se tardan en activar la economía y esto va tener repercusiones en el corto y mediano, pero mucho va a depender de lo que haga la sociedad en consecuencia para que esto suceda.

“Esto también se debe a que la sociedad no es del todo responsable, ya que vemos que la movilidad de nuestro estado es un tema que nos ha perjudicado. Hoy precisamente veo que la movilidad no está contenida y está muy activa en la ciudad. Esto es algo que nos perjudica no solamente en el tema de salud sino también en la actividad económica”, recalcó.