Luego de que cuatro árboles fueron derribados en los bungalows de Tetitzintla, propietarios del inmueble se justificaron, al mencionar que sí fueron cortados pero porque ya representaban un riesgo, pues por las lluvias habían sufrido daños y podrían caerse en cualquier momento, informó Irán Peréz, representante legal de la inmobiliaria.

Indicó que fue hace unos días cuando el predio se incendió, dañando las especies, aunado al tiempo en que habían estado plantados y a la lluvia fue que se decidió talarlos, porque en cualquier momento podrían haberse caído, y como son los propietarios, los daños causados podría haber sido peor.

Aunque desde un principio se mencionó que en ese predio se pretendía la construcción de una tienda de autoservicio, el entrevistado aseveró que no se tiene ningún proyecto destinado para el lugar, como anteriormente se había mencionado, solo se colocó malla alrededor y por esa razón, las personas empezaron a especular.

Señaló que ya se procedió legalmente en contra de Martín Barrios Hernández, de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán AC,  y Oscar González Dimas, presidente auxiliar de San Nicolás Tetitzintla por presunta extorsión, pues de acuerdo al defensor legal, son ellos los que se quieren quedar con la propiedad.

Por último manifestó que el ayuntamiento los multó por la poda de los árboles con casi 50 mil pesos y la reposición de los 10 ejemplares por cada especie que cortaron, ya que, reconoció no se solicitó el permiso.