Una reforma busca limitar a Uber, Didi, Uber Eats, Rappi y todas las plataformas móviles para que no cobren a sus empleados más del 15 por ciento de comisión por cada viaje o pedido que realicen en Puebla.

Esto significaría un recorte de hasta el 10 por ciento en las cuotas de Uber y Cabify, ya que actualmente cobran a sus choferes el 25 por ciento por cada servicio, mientras que Didi retiene el 20, de acuerdo con sus páginas de internet.

La iniciativa promovida por Morena busca permitir que las compañías fijen el porcentaje de su ganancia, siempre y cuando no se rebase el tope del 15 por ciento.

La medida se quiere aplicar con la intención de evitar abusos laborales, sin embargo, a nivel federal no existe una regulación de este tipo y en Estados Unidos comenzó a utilizarse apenas el mes pasado en Seattle y San Francisco.

Para imponer la cuota se contempla reformar el Código del Comercio del estado, para agregar un capítulo denominado “Comisión Mercantil”.

En él se establecería que la comisión mercantil sería “entre personas que presten servicios a través de plataformas de servicios digitales de intermediación entre terceros que sean oferentes de servicios de transportación de personas o mercancías”.

Esto significa que a la regulación estarían sujetas todas las empresas que operen en el estado mediante aplicaciones móviles, sin importar si son nacionales o internacionales.

Pondrán plazos para pagar

La iniciativa plantea además fijar plazos para que las empresas paguen a sus colaboradores, con el fin de evitar la retención discrecional de sus ganancias.

Para esto se establecería un artículo 308 Quáter, para que los pagos no se retengan más de una semana.

“Si el pago del destinatario es realizado a través de la plataforma de servicios digitales, el comisionista podrá retener el pago de su comisión y trasladará el pago al comitente (chofer o transportista) en un plazo máximo de siete días a partir de terminada la operación”, refiere.

Sin embargo, de forma contradictoria establece: “en caso de que el pago se realice al comitente (en efectivo), éste tendrá un plazo máximo de cinco días a partir de terminada la operación para trasladar el pago al comisionista en el mismo plazo que el párrafo que antecede”, es decir, contempla dos plazos.

El mismo artículo advierte que en ambos casos habrá sanciones si alguna de las partes excede el plazo establecido.

En un artículo 308 Quinquies también se plantea que las empresas sean: “solidariamente responsables de los actos del comitente en contra de cualquiera de las partes”.

La iniciativa es impulsada por el presidente del Congreso local y coordinador de los diputados de Morena, Gabriel Biestro Medinilla y será analizada y discutida en comisiones.