El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta pidió que sea el gobierno federal el que asuma la decisión de permitir o no el reinicio de las actividades en la industria automotriz local, pues advirtió que ante el alto número de contagios de Covid-19 en Puebla, no hay condiciones para que así ocurra.

Barbosa indicó que comunicó su posición a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en una reunión que 12 gobernadores sostuvieron con la funcionaria, este martes, para definir el futuro de las plantas automotrices, pero no recibió respuesta sobre su advertencia.

El mandatario insistió en que el reinicio de la actividad automotriz en el estado implica aumentar la movilidad de prácticamente todos los sectores en la entidad y se terminaría con medidas como el programa “Hoy no circula”.

“… debemos actuar con cuidado. Debe ser la autoridad federal, debe ser la autoridad federal, la Secretaría del Trabajo como autoridad federal, la que regule si funciona o no funciona. Por eso, mi llamado es a que tengamos en cuenta las condiciones que hay en nuestro estado de Puebla, sobre la pandemia. No hay en Puebla condiciones para una reactivación y créanme que no vamos a poder enfrentar una realidad ( en la que) pudiera darse un alza en los contagios,  incontrolable…”, advirtió.

Reinicio automotriz anula medidas de sanidad y dispararía contagios, advierte

Al reportar 123 nuevos contagios este miércoles, el mandatario reconoció que hay un “desbordamiento” de la movilidad en el estado, hecho que adjudicó al anuncio del reinicio de las actividades en la rama automotriz.

“…desafortunadamente, debo decirlo, que esta movilidad que se va a generar anula todas las previsiones y después generará un enorme contagio que no podemos predecir.  Puebla no tiene condiciones para que la industria automotriz regrese”, puntualizó.

Incluso refirió que sería incongruente mantener el programa “Hoy no circula” pues los empleados de VW necesitan movilizarse y eso implicaría un aumento de los autos en circulación.

Barbosa refirió que el lunes reiniciaría labores en Volkswagen (VW) solo un turno de empleados, por lo que ya lleva a cabo cursos de capacitación, pero el primero de junio se reincorporaría la totalidad de la plantilla laboral.

En ese sentido, dijo que debe ser la autoridad federal la que determine si permite o no el reinicio de las actividades de la industria automotriz en Puebla, pues resaltó que armadoras como VW o Audi poco atenderían el llamado de los gobiernos estatales.

“Qué va a pasar cuando nos dicen a nosotros –los gobernadores– que podemos decidir. ¿Creen que las grandes empresas van a interrumpir sus actividades por una orden de un gobierno estatal? No. Pero lo importante es el desbordamiento social que ya existe y el contagio va a subir mucho”, reiteró.

Añadió que si en el estado se mantuvieran las medidas de sanidad, sería a finales de junio cuando se empezaría a ver una descenso en el número de contagios, pero con la reanudación de las armadoras, ya no hay una previsión de la fecha en la que Puebla podría salir de la epidemia de Covid-19.

De acuerdo con datos estimados al cierre de 2018, el valor de la industria automotriz en Puebla se estimó en más de 207 mil millones de pesos únicamente en ese año. Además, VW Audi representan una plantilla laboral de más de 50 mil personas.