La capacidad de los poblanos para adquirir los productos de la canasta básica fue la décima más baja del país en el primer trimestre de 2020, de acuerdo con estadísticas del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Mientras que a nivel nacional sólo un 35.7 por ciento de la población tiene un ingreso laboral inferior al costo de los productos básicos, en Puebla esa cifra alcanzó al 41.7 por ciento de la población.

En una situación más adversa que Puebla están Chiapas, con 66.3 por ciento de la población; Guerrero, con 55.8; Oaxaca, con 57.3; Morelos, con 46.2; Hidalgo, con 44.4; Veracruz, con 48.3; Zacatecas, con 47; Tlaxcala; con 45.3; y San Luis Potosí, con 44.1.

El informe dado a conocer ayer por el Coneval, permite también identificar qué tanto variaron los estados en comparación con el cuarto trimestre de 2019.

En esa fecha Puebla alcanzó un 43,5 de población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria, lo que supone que la mejora fue de menos de dos puntos porcentuales.

En su informe el consejo advierte también que los resultados del primer trimestre se consideran previos a la declaratoria de emergencia federal por el avance del Covid-19.

Para la evaluación del siguiente trimestre se prevén incorporar los resultados de la Encuesta Nacional de Empleo (ENOE) y las variables relacionadas con la pandemia.