José Rodrigo Aréchiga, “El Chino Ántrax”, operador de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán” fue ejecutado en Culiacán junto con su hermana y su cuñado.

Su cuerpo y el de sus familiares aparecieron en un camino de terracería abordo de una camioneta BMW luego que un comando los levantara el sábado, según una nota del diario reforma.

En 2002, Aréchiga conformó el grupo de sicarios “Los Ántrax” para enfrentar a los Beltrán Leyva

Después, “El Chino Ántrax” operaba las redes del cártel del Sinaloa en Europa y en diciembre de 2013 fue detenido en Ámsterdam y extraditado a Estados Unidos por tráfico de drogas.

 En diciembre de 2019 salió de la cárcel y consiguió el beneficio del arresto domiciliario, sin embargo, el pasado 6 de mayo ya no fue localizado. Aréchiga regresó a Culiacán y el sábado un comando lo levantó de un domicilio.