La construcción de la Universidad de la Salud en Zinacatepec, cuna del gobernador Miguel Barbosa Huerta, se mantiene en entredicho; primero por la duda de si tendrá la matrícula suficiente para poder mantenerla, tomando en cuenta que sólo tiene 14 mil 561 habitantes y ahora, porque su edificación sufre un segundo paro de actividades por parte de los propios albañiles.

Margarito Bautista, una de las personas que se desempeñan en la obra, indicó que desde el viernes ya se había presentado el primer paro en el que Margot Sánchez Escobedo, presidenta del comité de obra, se acercó con los trabajadores inconformes con el clima laboral y se lograron acuerdos, pero el sábado hizo caso omiso al trato.

Señaló que en total son 52 trabajadores que laboran actualmente en el lugar, pero, recientemente cinco de ellos fueron despedidos por faltar, pese a que presentaron recetas médicas que justificaban malestares, pero les fueron tomadas como inválidas.

Asimismo, dijo que Sánchez Escobedo les ha descontado en diversas ocasiones su sueldo, pues los alarifes no están de acuerdo con el trato y se lo han hecho saber, por tal motivo no les llega completo su sueldo aunque cumplan con sus horarios de lunes a sábado. 

Agregó que el horario de trabajo es de 7 de la mañana a 7 de la noche, pero no dan tolerancia después de esa hora, tomando en cuenta que varios trabajadores provienen de otros municipios y algunos se trasladan en bicicleta.

Por último, los trabajadores inconformes exhortaron a los padres de familia o a las autoridades competentes a realizar el cambio del comité de obra, ya que consideran, no es justo el trato que se le da al personal, además de que en distintas áreas de la construcción se ha colocado a familiares de la señalada.

Cabe mencionar que el proyecto fue gestionado por el municipio de Coxcatlán, sin embargo no contó con el recurso para poder adquirir un predio, por tal motivo San Sebastián Zinacatepec "alzó la mano" para que se construyera en ese lugar, a través de tres etapas, para la primera se destinaron 10 millones de pesos.