En Puebla de busca implementar por ley el Protocolo Alba, un mecanismo dedicado a la búsqueda inmediata de mujeres desaparecidas que no se desactiva hasta encontrarlas.

El protocolo surgió en Chihuahua en 2012 y se utiliza en varios estados. Puebla ha validado su uso, pero no está reconocido en la ley y la Fiscalía General del Estado (FGE) no está obligada a activarlo.

Una iniciativa plantea incluir el protocolo en la ley y difundirlo entre la población para que se ejecute, pues se considera que las primeras horas de la desaparición son determinantes para prevenir ataques sexuales u homicidios. 

En 2019 siete de cada 10 desapariciones de niñas, adolescentes y mujeres se perpetraron en la ciudad Puebla y los municipios metropolitanos.

De 166 casos que se contabilizaron en total, 80 se registraron en la capital y el resto en la zona conurbada, de acuerdo con un diagnóstico presentado el jueves por el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla (CCSJ).

El protocolo Alba

Para legislar el Protocolo Alba se prevé modificar la Ley Para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado, mediante la adición de un capítulo que lleve por nombre “Protocolo Alba” y establezca: 

“El Protocolo Alba es el mecanismo institucional que permite la coordinación de esfuerzos de los tres órdenes de gobierno comprometidos en la promoción y ejecución de actividades conducentes para la localización de niñas, adolescentes y mujeres con reporte de extravío.

Este Protocolo tiene como objetivo llevar a cabo la búsqueda inmediata, para la localización de niñas, adolescentes o desaparecidas, con el fin de proteger su vida, libertad personal e integridad, mediante un plan de atención y coordinación entre las autoridades de los tres niveles de gobierno, que involucren a medios de comunicación, sociedad civil, organismos públicos y privados, en todo el territorio mexicano.

El Protocolo Alba se activa al instante que se reporta la desaparición de la mujer y la niña, desde ese momento se inician las labores pertinentes para su localización. El Protocolo Alba no se desactiva sino hasta encontrar a la mujer y a la niña”.

La iniciativa es promovida por la diputada Mónica Lara Chávez (del PES) y será analizada por la Comisión de Igualdad de Género.