Integrantes de la familia de políticos Valencia Ávila, señalada por las autoridades por supuestos nexos con el crimen organizado en el municipio de Venustiano Carranza, en la Sierra Norte de Puebla, acusaron que la madrugada de este sábado catearon varios de sus domicilios con violencia y amenazas.

En los hechos, señalaron hubo golpes contra los hombres mayores de edad y los policías ministeriales respondieron con groserías ante advertencias de riesgos de hipertensión y antecedentes de un infarto de los moradores.

El ex edil Rafael Valencia Ávila expuso por otro lado que una bala le rozó la pierna y que su hermano, el actual alcalde Vicente Valencia Ávila, se encontraba hasta la mañana de este sábado en un nosocomio por la gravedad de sus lesiones.

De acuerdo con el ex funcionario, los ministeriales le advirtieron que vivía las consecuencias de haber apoyado a la ex gobernadora Martha Érika Alonso Hidalgo en campaña y que también 'se lo iba a cargar la chingada'.

Asimismo en los diferentes cateos, quienes ingresaron expusieron que esas acciones eran un mensaje del ex secretario de seguridad pública y legislador Ardelio Vagras Fosado y del poder Ejecutivo representado por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, según lo relataron.

"Lo mismito, textual, te manda un mensaje Ardelio Vargas de parte del Ejecutivo del estado, yo quiero decirles una cosa ¿Qué daño le hemos hecho nosotros al municipio de Venustiano Carranza?", comentó en una transmisión realizada en redes sociales por uno de los hermanos de la familia.

Para el ex edil el hecho de que Vargas Fosado –ex alcalde de Xicotepec de Juárez- esté detrás de las decisiones en materia de seguridad pública representa incompetencia del actual secretario Raciel López Salazar.

"Pero ya entendí el mensaje Ardelio, ya entendí el mensaje Ardelio. Hoy te lo digo, aquí ante los medios de comunicación, creo que a Raciel le queda grande la Secretaría de Seguridad Pública y el que está mandando es Ardelio Vargas Fosado", dijo ante reporteros de esa región.

https://www.facebook.com/marco.valenciaavila/videos/3198955440138958/

Acompañados de vecinos, los integrantes de la familia Valencia Ávila asistieron a las instalaciones de la Fiscalía General del estado (FGE) para levantar una denuncia por las irregularidades y también pidieron la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador.