Por unanimidad de votos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó el proyecto que echa abajo por inconstitucionalidad la #LeyBonilla, con la que se pretendía ampliar el periodo de gobierno del gobernador de Baja CaliforniaJaime Bonilla, de dos a cinco años

Durante la sesión pública de hoy, los 11 ministros que conforman el pleno del máximo tribunal del país analizaron y resolvieron el proyecto elaborado por el ministro Fernando Franco

La mayoría de los ministros se refirieron a la "Ley Bonilla" como un fraude a la Constitución, a la ley y a la voluntad popular.

El ministro ponente, Fernando Franco, argumentó que los ciudadanos al momento de votar deben tener la certeza de para qué cargo y por cuánto tiempo eligen a sus representantes, y esto no ocurrió en el caso.

El ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá, dijo que en este caso se violentó el principio de certeza jurídica al alargar el periodo de gobierno una vez que ya había sido electo el gobernador.

Según el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena,  la Ley Bonilla era prácticamente una reelección, lo que  “tiene una potente carga histórica” y “ataca el corazón del sistema democrático.”

Arturo Zaldívar, presidente de la SCJN, hizo uso de la palabra a la mitad, y no al final del debate, para fijar su postura, donde afirmó que la Ley Bonilla fue una maquinación por la cual se pretendió violar la voluntad popular.

La ministra Norma Lucía Piña se sumó a la mayoría advirtiendo que estas reformas a la constitución de Baja California son “un atentado contra la democracia y contra nuestra constitución.”

Así, sin ningún voto en contra y en poco más de dos horas, la SCJN invalidó la Ley Bonilla y ordenó, como efectos de su sentencia, que se vuelva a aplicar el texto anterior de la constitución del estado, donde se establece que el gobierno de Bonilla Valdez terminará el 31 de octubre de 2021.