En el marco de la conmemoración de los 158 años de la Batalla del 5 mayo, la presidente municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, encabezó la ceremonia de izamiento de bandera en el Zócalo capitalino y montó guardia de honor en el Mausoleo al General Ignacio Zaragoza.

 La alcaldesa destacó que la Batalla del 5 de mayo recuerda la heroicidad de un pueblo organizado, en resistencia al imperialismo del siglo XIX y hoy, el legado de la gesta se conmemora en un ambiente inédito debido a la pandemia por COVID-19.

“En la jornada armada del 5 de mayo de 1862, salimos victoriosos. Estoy convencida de que la crisis sanitaria de COVID-19 nos servirá para entregar lo mejor de nosotras y nosotros”, indicó Rivera Vivanco.

Recordó que las crisis -como la vivida hacer 158 años y la que se vive actualmente- han recuperado la empatía y superan el individualismo, requiriendo de responsabilidad para salir adelante y puntualizó que las y los poblanos no están solos y es prioridad del Gobierno proteger sus vidas.

“Es tiempo que, seamos ya, otro tipo de humanidad. El desarrollo debe estar centrado en las personas”, manifestó la alcaldesa.