La Red Mexicana de Franquicias (RMF) exigió a la Fiscalía General del Estado sancionar a los agentes que con lujo de violencia detuvieron de forma ilegal a su agremiado, el empresario alemán Mirko Kosic, el pasado jueves en el estacionamiento de Chedraui Selecto, en Lomas de Angelópolis.

En rueda de prensa virtual ,Francisco Lobato Galindo, presidente de la RMF, señaló que los errores cometidos constantemente por la Fiscalía General del Estado no pueden ser tolerados con un simple "usted disculpe".

"Mirko es miembro de esta asociación, es miembro de esta red. Sabemos que no solamente son las consecuencias físicas; deja también secuelas a nivel emocional que son difíciles de ocultar porque cada vez que vea un vehículo sospechoso o una persona que se acerca, el temor va a estar presente, por ello es necesario que digamos basta al ejercicio indebido de funciones públicas", señalaron.

En la conferencia también participó Mirko Kosic, quien narró nuevamente los hechos ocurridos ese día cuando entró en pánico y, creyendo que era un secuestro, corrió a Chedraui Selecto pidiendo ayuda pero los agentes lo sometieron, lo golpearon y lo subieron por la fuerza a un vehículo, hechos que fueron grabados por varios testigos.

Enrique Vargas, vicepresidente y asesor legal de la RMF, señaló que "estos hechos son claramente constitutivos de abuso de autoridad, ese abuso de autoridad debe de ser sancionada por la Fiscalía y el titular de la Agencia Estatal de Investigación debe de cesar a esas personas e iniciar su proceso administrativo".

Enrique Vargas también señaló que lo más sensato en este caso debería de apuntar a la separación del cargo de los agentes ministeriales, además de que se debe garantizar los protocolos de actuación para evitar que un agente pueda agredir indistintamente a un ciudadano y argumentar una confusión.