En total son ocho gimnasios en la ciudad que continúan  brindando servicios a puerta cerrada pese a la contingencia y al decreto oficial, haciendo caso omiso a las recomendaciones, declaró el director de Protección Civil Juan Carlos Salazar Fermán.

Indicó que dichos establecimientos operan con aproximadamente 50 personas, quienes acuden diariamente a ejercitarse, sin embargo, el área hasta el momento no ha podido hacer algo al respecto ya que no se cuentan con una orden legal para impedir el acceso.

Agregó que sólo se les ha notificado verbalmente sobre la disposición por lo cual deben acatar el decreto pero no ha sido así.

Salazar Fermán expresó que en ocasiones, al acudir a dichos lugares bajan el volumen o encuentran cerrada la cortina, dando a entender que no hay actividad en el interior, pese son los mismos vecinos quienes los reportan. 

Refirió que las sanciones económicas para quien infrinja esta disposición oficial va desde las 10 a 5 mil, (UMAS), Unidad de Medida y Actualización, por lo cual de nueva cuenta hizo un llamado para que los responsables de los gimnasios acaten este decreto.

Cabe señalar que la semana pasada se registró un accidente en gimnasio que supuestamente estaba operando a puertas cerradas, en el cual un joven se electrocutó, perdiendo la vida instantáneamente.