Desde el Congreso de Puebla pretenden tener controlados a los órganos internos —antes Contralorías— del Tribunal Electoral del Estado (TEEP), el Instituto Electoral del Estado (IEE) y la Fiscalía General del Estado (FGE).

También se busca el poder sobre los órganos de la Comisión de Derechos Humanos (CDH), la Auditoría Superior del Estado (ASE), el Tribunal de Justicia Administrativa (TJA) y del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado (Itaip).

Una iniciativa impulsada por Morena prevé crear una comisión exclusivamente para vigilar, evaluar y sancionar las acciones de los órganos internos, que a su vez son los encargados de admitir quejas, abrir carpetas de investigación, investigar y sancionar las faltas administrativas cometidas por los servidores públicos bajo su jurisdicción.

La reforma incluye varias modificaciones a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, para otorgar a los diputados las facultades de investigar y castigar faltas administrativas, atribuciones actualmente exclusivas del TJA. 

La Constitución Política del Estado permite al Congreso local designar a los titulares de los órganos internos de control de los organismos constitucionalmente autónomos, pero no dice nada sobre vigilarlos, así que bajo esa premisa se busca crear una nueva subordinación. 

En febrero el gobernador Miguel Barbosa Huerta anunció su intención de imponer un órgano interno a la BUAP, pero hasta ahora no ha concretado su pretensión.

Van por comisión para controlar

La Comisión de Evaluación del Control Interno de los Organismos Constitucionales Autónomos es el ente que Morena busca formar al interior del Congreso para vigilar, evaluar y sancionar a los órganos internos.

Así lo advierte el artículo 234 Quáter que se propone agregar a la Ley Orgánica del Poder Legislativo: 

“ElCongreso, a través de la Comisión de Evaluación del Control Interno de los Organismos Constitucionales Autónomos, podrá investigar, sustanciar, y resolver sobre las faltas administrativas no graves de los titulares de los Órganos Internos de Control de los organismos con autonomía reconocida en la Constitución y que ejerzan recursos del Presupuesto de Egresos del Estado.

Asimismo será competente para investigar y sustanciar las faltas administrativas graves cuya sanción corresponde al Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, de conformidad con lo dispuesto por la Ley General de Responsabilidades Administrativas y demás normas jurídicas aplicables”.

Junta de Gobierno pondrá titular de órganos

En lo que hace a la designación de los titulares de los órganos internos, la iniciativa pretende que se lleve a cabo por acuerdo de los coordinadores parlamentarios que integran la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) del Congreso.

Si bien contempla la publicación de una convocatoria abierta, la etapa de evaluación y comparecencias de los aspirantes, deja la decisión final en un acuerdo político.

“Los Grupos Parlamentarios, a través de la Junta de Coordinación Política determinarán por el más amplio consenso posible y atendiendo a las consideraciones y recomendaciones que establezca el dictamen de la Comisión de Evaluación del Control Interno de los Organismos Constitucionales Autónomos, la propuesta del nombre del candidato a titular del Órgano Interno de Control que corresponda”, enuncia el inciso i del artículo 234 Ter que se propone, donde se detalla el proceso de designación.

El nombramiento de los titulares de los órganos internos de control es una facultad que el Congreso tiene desde noviembre de 2016, pero hasta la fecha no se han legislado las leyes secundarias para poder llevarlo a cabo.

La iniciativa que busca legislar todo esto ingresó el lunes en la sesión de la Comisión Permanente por medio de la diputada Olga Lucía Romero Garci Crespo (de Morena), presidenta de la Comisión Inspectora.