El presidente del Congreso de Puebla, Gabriel Biestro Medinilla, reculó ante la ola de críticas a su iniciativa para castigar hasta con 12 años de cárcel las “noticias falsas” y aceptó corregirla o incluso retirarla, pues negó que su intención sea amordazar a los medios.

Justificó que su intención era combatir la desinformación que se ha generado en las últimas semanas debido a la crisis sanitaria por Covid-19, por lo que “creyó que sería buena opción” sancionar con prisión y multas.

En rueda de prensa por internet dijo entender las críticas porque en su pasado como oposición fue testigo de la censura a los medios en Puebla y no pretende replicar esas prácticas.

“Si consideran que hay un modo en el que se está amenazando la libertad, podemos modificarla, vamos a ver qué se hace. Vamos a buscar salvar la integridad de, digamos, la colectividad”, afirmó.

Aunque no se comprometió a retirarla, ofreció un análisis abierto y descartó que se apruebe “al vapor” como temían algunas organizaciones civiles.

La reforma fue presentada en conjunto con Nora Yéssica Merino Escamilla (del PES) y busca modificar el artículo 165 del Código Penal, que actualmente dicta:

“Se aplicarán prisión de dos a doce años y multa hasta de doscientos días de salario, a quien haciendo uso de cualquier medio de comunicación, difunda noticias que siendo falsas las haga aparecer como ciertas y produzcan alarma, temor, terror en la población o en un grupo o sector de ella, para perturbar la paz pública, tratar de menoscabar la Autoridad Estatal o Municipal o presionar a cualquiera de ellas para que tome una determinación”.

La iniciativa busca agregar un segundo párrafo que diga: “la misma sanción se aplicará a quien, durante una situación de emergencia sanitaria, epidemia de carácter grave, peligro de invasión de enfermedades transmisibles, situaciones de emergencia, catástrofe que afecten al país o cualquier otra causa de fuerza mayor que afecte al Estado, difunda o transmita información falsa por cualquier medio de comunicación o plataformas digitales, con la que se genere miedo, temor o confusión en la población, o provoque descrédito o contradicción con las acciones o políticas implementadas por el Estado”.

Analizan extinción de poderes en Ajalpan y San Nicolás

Por otro lado, Biestro Medinilla confirmó que el Congreso del estado analizará la desaparición de poderes en Ajalpan y San Nicolás de los Ranchos debido a los problemas de gobernabilidad que enfrentan ambos municipios.

Si bien aclaró que los procedimientos llevarán tiempo y requieren de pruebas y una revisión profunda, afirmó qué hay disposición por parte de los diputados para discutir el tema.

Esto en vista de que se admitieron las solicitudes de ciudadanos para la extinción de poderes en ambos municipios y este día se aprobará que sean turnadas a la Comisión de Gobernación para que sean analizadas.

Niega proselitismo con despensas

Finalmente, Biestro Medinilla insistió en negar que utilice las despensas del gobierno del estado para promoverse entre la población con fines electorales, como acusó la dirigencia del PAN y el diputado de ese partido, Oswaldo Jiménez López.

Se dijo víctima de una campaña de descrédito y desdeñó los señalamientos, pues refirió que los panistas no tienen calidad moral para denunciar algo porque su único objetivo es “que le vaya mal” al país.