El presidente de la armadora de la Volkswagen, Steffen Reiche, presentó el prototipo de Asistencia Respiratoria de Emergencia para tratar pacientes con Covid-19, el cual espera ser autorizado Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para ser distribuido a los diferentes hospitales del país que lo requieran.

En videoconferencia, el directivo informó que fueron desarrollados 50 dispositivos en cinco semanas por ingenieros de la planta de Puebla con el apoyo de otras compañías, universidades e instituciones de salud y aclaró que no se trata de un ventilador mecánico, sino de un equipo de Asistencia Respiratoria de Emergencia.

Asimismo indicó que aparte de ya tener los prototipos de los respiradores, tiene la intención de  ayudar y proteger al personal médico que atiende a los pacientes infectados por Covid-19, motivo por el cual se fabricaron con impresoras 3D un total de 1 mil 500 caretas que fueron entregadas tanto a hospitales de Puebla como de Guanajuato.

"También queremos ayudar y proteger al personal médico, estas son personas que en estos días tienen grandes retos y por eso también con nuestros equipos de impresora 3D hemos producido 1 mil 500 caretas, queremos proteger a los doctores y personal médico en Puebla y Guanajuato", aseguró.

Agregó que los 50 dispositivos de Asistencia Respiratoria de Emergencia se entregarán en los hospitales donde más falta hagan, sin importar si son de Puebla o de otra entidad federativa.

Reiteró que el equipo busca auxiliar el procedimiento que hace una persona al momento de accionar un resucitador manual, lo que permitirá controlar las respiraciones por minuto.

"Los materiales y la ingeniería de los materiales son de la más alta calidad, lo que falta en estos momentos es la calibración adecuada en un pulmón artificial (...) Esto nos lleva a pensar que si logramos los tiempos con el sustituto es muy probable que tengamos los estándares adecuados, aunque no conocemos los nuevos estándares que va a lanzar la Cofepris", explicó.

Finalmente señaló que con estas acciones quiere mandar un mensaje de unión a la sociedad mexicana,  ya que muchas empresas en el mundo y en el país, incluida la armadora ubicada en Cuautlancingo, están detenidas.

Cabe señalar que durante su conferencia de prensa del miércoles, el gobernador Miguel Barbosa Huerta descartó usar estos dispositivos en los hospitales de la Secretaría de Salud debido a que no cuentan con el aval de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), sin embargo no precisó si una vez con la certificación se ocupen.