El PRI acusó al gobernador Miguel Barbosa Huerta de ejercer “rapiña política” por su confrontación contra la BUAP y el ayuntamiento de Puebla en medio de la crisis por Covid-19.

El delegado en funciones de dirigente estatal, Américo Zúñiga Martínez, exigió este lunes al mandatario de Morena cesar el acoso contra la máxima casa de estudios y dedicarse a enfrentar la pandemia.

En rueda de prensa por internet calificó de “inconcebible” que el gobernador se concentre en perseguir a adversarios políticos mientras hay desabasto de medicamentos e insumos para proteger al personal médico.

Por ello demandó al ex senador asumir un papel de autoridad que gobierne “para todos” y no solo busque venganzas de índole política.

“Hacemos un llamado al gobierno de Puebla a conducirse como autoridad que debe gobernar para todos y dejar la rapiña política. Es inconcebible, impensable, que en medio de la crisis se continúe con la confrontación y las diferencias con el ayuntamiento y la BUAP”, refirió.

Su reclamo se dio luego de que Barbosa Huerta acusó incapacidad y anomalías en el Hospital Universitario de la BUAP, además de que el viernes la Secretaría de Salud realizó una inspección sorpresa, menos de dos semanas después de haber practicado la primera.

El priista exigió al gobernador un alto a sus descalificaciones, concentrarse en combatir la pandemia y no “politizar la tragedia”, pues sentenció que estaría cayendo en “una vileza” si extiende el hostigamiento contra la BUAP en medio de la crisis.

Pide pacto de unidad

Zúñiga Martínez convocó a un “pacto de unidad” entre el gobierno del estado, los municipios, los partidos políticos y las instituciones, a fin de integrar una estrategia para superar la crisis sanitaria.

Reiteró su demanda de condonar el pago de luz eléctrica a la ciudadanía por cuatro meses, así como del agua potable por tres meses.

También pidió otorgar sueldos solidarios de 3 mil pesos mensuales a las personas que perdieron su empleo con el inicio de la cuarentena y a quienes fueron enviadas a aislamiento sin goce de sueldo.

Legisladores condenan acoso

En el Congreso del estado también se condenó el acoso contra la BUAP y se exigió un alto al gobernador Miguel Barbosa Huerta.

En la sesión de la Comisión Permanente el diputado José Juan Espinosa Torres (PT) se pronunció en contra de las descalificaciones del mandatario y le sugirió “reconciliarse” con la población, pues dijo que la ciudadanía reprueba que en estos momentos el gobierno libre venganzas políticas en lugar de actuar contra la crisis sanitaria.