El periodo de distanciamiento social por la pandemia todavía tomará más tiempo, le quedan varias semanas. Esto puede dar lugar a más presión en diferentes agentes económicos, como empresas y hogares, dijo el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León Carrillo,

Señaló que el instituto se asegurará que funcione de manera efectiva el programa de apoyo por 800 mil millones de pesos para el sector financiero para que las Pymes y familias puedan tener financiamiento para sobrellevar los meses más difíciles del confinamiento en la emergencia sanitaria.

 Alejandro Díaz de León Carrillo, advierte que este apoyo se necesitará porque la contracción de la economía será muy significativa este año,  según una información del diario El Universal .

Pondera que a diferencia de crisis pasadas, hoy la banca está bien capitalizada y con una posición sólida para apoyar a quienes lo necesitan.

“Para nosotros es importante que no se quede como un programa que esté ahí, sino que realmente funcione de manera ágil y pueda contribuir a resolver problemas de financiamiento que enfrentan muchos mexicanos tanto personas físicas como las micro, pequeñas y medianas empresas”, manifiesta.

Díaz de León afirma que de ninguna manera representa un programa de transferencias ni el Banxico está actuando como prestamista de última instancia.

El gobernador también habla sobre la reciente puesta en circulación de la nueva moneda de 20 pesos, y adelanta que a finales de este año estarán listos para sacar el nuevo billete de 100 unidades.

Al abundar sobre el conjunto de medidas que el Banxico armó en marzo y abril, y que suman 800 mil millones de pesos para mejorar los canales de crédito y asegurar el sano funcionamiento del sistema financiero en respuesta a los efectos negativos en esta pandemia, asegura que servirán de puente entre la banca privada y la de desarrollo con los agentes económicos.

Establece que si bien el sector bancario tiene la capacidad para actuar, se requería que el Banxico hiciera su parte para asegurar que no se trunque el crédito en momentos de contracción económica.