El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta confirmó que miembros de la Guardia Nacional sostuvieron una reunión con presuntos integrantes del crimen organizado pertenecientes a la familia Valencia Ávila y señaló que se dará parte a las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Seguridad Pública (SSP).

El mandatario indicó que su administración cuenta con toda la información del encuentro, en el que, de acuerdo con medios de comunicación, también habría participado el hijo del presidente municipal de Venustiano Carranza, Vicente Valencia Ávila.

Al ser cuestionado sobre el tema durante su conferencia de prensa de este jueves, el gobernador indicó que cuenta con todos los pormenores del encuentro en el que participaron efectivos de la corporación nacional.

“Se van a comer, y los jóvenes subieron las fotos. Nosotros tenemos toda la información; ya la teníamos. Voy a dirigirme al general de la Defensa, al general de la Guardia Nacional y al secretario de Seguridad Publica”, comentó.

El miércoles, la Guardia Nacional anunció que se realizará una investigación en contra de ocho elementos de la corporación que acudieron a una comida en un restaurante con "presuntos criminales" que pertenecen a la familia Valencia Ávila.

La postura se suscitó después de que "fuentes abiertas" señalaron que en la reunión con los elementos había civiles de una organización delictiva que opera en el municipio de Venustiano Carranza.

La reunión y las fotografías

Las fotografías fueron dadas a conocer por el usuario en Twitter @antonioaranda_, quien difundió dos fotografías que fueron publicadas inicialmente en el muro de Facebook de Jonathan Valencia Calderón, quien es hijo de Vicente Valencia Ávila, actual alcalde del municipio de Venustiano Carranza.

En una de las fotografías se puede ver a 13 personas sentadas y comiendo, de las cuales ocho portan uniforme de la Guardia Nacional división Carreteras y los otros cinco son civiles, incluido Jonathan Valencia y algunos hombres que son identificados como colabores de la familia Valencia Ávila.

En la segunda fotografía ya solamente aparecen seis de los uniformados posando, mientras Jonathan Valencia abraza a uno de los elementos de la Guardia Nacional, lo que muestra que la fotografía tomada en lo que parece ser un restaurante fue consensuada, aunque se desconoce de cuándo datan dichas imágenes.

Los antecedentes de la familia Valencia Ávila

Los señalamientos en contra de esta familia son añejos pero encontraron justificación apenas en abril de 2018 cuando la Fiscalía General de la República (FGR) cateó la vivienda de Rafael Valencia Martínez y de sus cinco hijos: Marco, Patricia, Vicente, Jorge Alejandro y Rafael Valencia Ávila, deteniendo a tres personas entre ellas Ilse Lucía B., esposa de este último y que en ese momento era el presidente municipal.

Al momento de la detención los agentes ministeriales encontraron seis armas de fuego, 50 mil litros de hidrocarburo de dudosa procedencia así como vehículos de lujo y cartuchos útiles para armas de diferentes calibres.

En una audiencia la esposa del edil y una mujer que trabajaba como ama de llaves lograron que el juez de control federal les concediera seguir su proceso penal en libertad con medidas cautelares, sin embargo no sería la última vez que la autoridad detendría a alguien ligado a esa familia.

Fue el pasado 16 de abril cuando la Secretaría de Seguridad Pública Estatal informó sobre la detención de dos personas, una de ellas identificada como José Luis Trejo Pérez, quien fungió como secretario de Seguridad Pública durante la pasada administración de Rafael Valencia Ávila y que actualmente se desempeñaba como escolta.

Al momento de su detención José Luis llevaba un arma de fuego calibre 380 y 43 dosis de droga tipo cocaína, sin embargo la dependencia estatal también señaló que a este personaje se le relaciona con otros hechos de violencia, incluidos tres homicidios cometidos entre 2015 y 2019.