Maestros indígenas de la Sierra Negra de Puebla podrían reponer clases durante las vacaciones de verano ya que no sería posible que estas se den en línea debido a que no hay luz, señal telefónica ni computadoras en sus comunidades, además de que  los padres de familia en varios casos no saben leer ni escribir como para asesorar a los alumnos.  

Jose Luis Leyva Machuca, maestro rural de la Sierra Negra indicó que tan solo en Santa María Coyomeapan existen más de 30 escuelas de nivel primaria y 30 más centros educativos de preescolar, cada una con un promedio de 300 alumnos, es decir, tan solo en esa demarcación más de 600 alumnos presentarían un rezago educativo severo al término de la contingencia en comparación con los estudiantes que pueden tomar clases en línea.

Señaló que otros municipios que también están en una situación parecida son San Pablo Zoquitlan, Tlacotepec de Díaz, San Miguel Eloxochitlán y Vicente Guerrero, lugares en donde difícilmente podría llegar la señal de internet o alguna computadora. 

Leyva Machuca mencionó que las tareas se les han enviado a los padres de familia buscando los medios necesarios para que les pueda llegar la información, pero, están conscientes que los tutores no las llevarán a cabo o lo harán “como su criterio le da a entender”. 

Por último, señaló que no hay otra manera para que los alumnos puedan recuperar este curso escolar más que sacrificando las vacaciones de verano, si no el rezago educativo será aún más preocupante que en año anteriores.