Una mayoría de 13 regidores se impuso a otros 11 para aprobar la cuenta pública de 2019 del gobierno capitalino.

Los opositores acusaron un subejercicio superior a los 1 mil 200 millones de pesos.

Durante la sesión de Cabildo que se realizó este viernes a puerta cerrada por la contingencia sanitaria, la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco defendió que del total del presupuesto del año pasado, solo se devolvió a la federación el 0.03 por ciento de los recursos que le entregó a la comuna.

En su intervención, el regidor panista Jacobo Ordaz Moreno refirió que aun cuando la Tesorería Municipal y la Secretaría de Administración defienden que los recursos que no se ejercieron en 2019, están comprometidos, en realidad no se han ocupado.

Durante la discusión del tema, la presidenta de la Comisión de Patrimonio y Hacienda, Patricia Montaño Flores, reconoció que al cierre de 2019, había recursos sin ejercer por 1 mil 84 millones de pesos, pero de esa suma, 545 millones se etiquetaron en adquisiciones durante el primer trimestre del año y otra cantidad por 125 millones fue para abonar al pago de la deuda.

Quienes votaron en contra fueron los regidores de Morena que integran el grupo llamado “G6”, así como los cinco integrantes de la fracción panista.