Estados como Baja California Sur, Ciudad de México, Durango, Hidalgo, Querétaro, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz compran miles de bolsas para cadáveres, abren nuevos crematorios y amplían cementerios ante el escenario catastrófico por la crisis de covid-19

En La Paz, BCS, la directora de Panteones, Carmen Benítez, informó que se abrirá un nuevo crematorio y están a la espera de que llegue un horno —que acaban de comprar— para que esté funcionando la próxima semana, según una nota de Milenio Diario.

En Durango ya se adquirieron bolsas para cadáveres, confirmó el secretario de Salud estatal, Sergio González, y comentó que ya cuentan con un stock de material listo para usarse, “pero ojalá no se llegue a eso. Hay que pensar en solucionar el tema”.

La Oficialía Mayor del gobierno de Hidalgo publicó anteayer en su Periódico Oficial la convocatoria a la licitación pública para la adquisición de mil 760 bolsas para cadáveres adultos e infantiles.

Otro ayuntamiento que ya se prepara ante la posibilidad de muertes masivas por la pandemia es Querétaro, cuya Secretaría de Servicios Públicos local informó que pondrá a disposición criptas para víctimas del covid-19.

Una vez que el cabildo lo autorice se pondrá a la venta mil 24 lugares que fueron construidos en el Panteón Cimatario entre noviembre y diciembre, como parte de los trabajos de mantenimiento y ampliación de espacios en el recinto.

A días de entrar a la etapa más crítica, según estimación de la Secretaría de Salud, CdMx publicará en la Gaceta Oficial un protocolo de ayuda para gastos funerarios, incineración y uso de cementerios.

La Secretaría de Inclusión y Bienestar Social capitalina informó que solo falta formalizar los convenios de colaboración con empresas funerarias para proporcionar el servicio.

El alcalde de Xalapa, Veracruz, Hipólito Rodríguez, dijo que trabajan en la ampliación de los cementerios por si se requieren más espacios, como sucede en el panteón Bosques del Recuerdo.