Con la cuarentena del Covid-19 a cuestas este no es el mejor momento para los empresarios poblanos. Sin embargo, entre ellos hay quienes se han enfocado en hacer crecer las despensas del Banco de Alimentos Cáritas Puebla y hacer frente con ello a los tiempos críticos que podrían venir para la entidad.

El objetivo inicial, recuerda en entrevista Herberto Rodríguez Regordosa, quien encabeza la Fundación Empresarios Por Puebla, fue reunir 50 toneladas de frijol y arroz para cubrir las necesidades de 10 mil familias en las primeras cinco semanas del resguardo domiciliario.

Apenas el domingo al anunciar su Plan de Reactivación Económica, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, cuestionó al sector privado su falta de apoyos hacia los que menos tienen: “Son muy generosos, de verdad que sí, seguramente este domingo van a estar muy preocupados por las necesidades de los pobres”, refirió.

Ante el llamado que hizo la semana pasada para que empresarios donaran artículos en especie, comentó que el gobierno estatal sólo habría recibido 20 mil cubrebocas y 200 despensas.

Empresarios prevén sumar más apoyos

Por el diagnóstico que los empresarios han escuchado de las autoridades, prevén que deban prolongar el periodo y que también crezca el padrón de poblanos que requieran de los apoyos de la organización altruista.

Hasta ahora ya cuentan con poco más del 40 por ciento de los recursos para garantizar los granos y hay otros empresarios como Gilberto Marín de Ontex, que ha aportado productos de limpieza a entregarse a las familias beneficiadas.

También se han acercado con Volkswagen que esta semana confirmará su aportación al proyecto emergente y que ha pedido que parte de los apoyos del Banco de Alimentos Cáritas Puebla se concentren en colonias marginadas de la periferia de la planta.

El banco de alimentos por otro lado, aporta otros productos y hortalizas, además de dar cauce a peticiones y entregas de despensas en los tiempos de la cuarentena.

En torno al proyecto Rodríguez recuerda la frase de la Madre Teresa de Calcuta de “dar hasta que duela”, la importancia de ser solidarios en tiempos difíciles y de responder a los apoyos gubernamentales que por lo menos ya se vieron este fin de semana a nivel estatal.

"Las pequeñas y las medianas empresas están sufriendo mucho, los restaurantes, los hoteles, en fin, pero apelamos al tema de las grandes empresas, los empresarios que patrimonialmente están muy sólidos para decirle, 'oigan, es el momento de ir y cuidar a los más vulnerables'.

"Al hacerlo de alguna manera lo que estamos haciendo es cuidarnos todos como sociedad, la idea es que sí volvamos a tener estas bases de solidaridad, de cohesión social, donde la gente que tiene un poco más, que tiene reservas, pueda ponerlas al servicio de los que no tienen nada", dijo.

Desde su perspectiva, agregó Rodríguez, la mejor alternativa para que los empresarios poblanos canalicen sus apoyos es el Banco de Alimentos Cáritas Puebla, pues ya cuenta con padrones sólidos, canales de logística y experiencia probada en la entrega de apoyos.

Se espera que a mediados de esta semana la Fundación Empresarios Por Puebla y empresas participantes den a conocer formalmente los avances a mediano plazo del proyecto, sin embargo ya hay algunos datos de los logros del banco. 

Hasta el 8 de abril la organización reportaba que había entregado 68 mil despensas que incluyen las aportaciones del grupo empresarial.

Asimismo se estima que las personas atendidas a la fecha en medio de esta contingencia era de 141 mil de forma semanal y distribuidas en 258 puntos de entrega en Puebla y algunas comunidades de Tlaxcala.