Una empleada de la planta de lavado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), murió en el Hospital General Zona 20 de La Margarita por una presunta negligencia administrativa que retrasó su atención y  ahora está en riesgo la salud del equipo quirúrgico en Puebla y Tlaxcala por haber sido obligada a laborar estando enferma.

Así lo denunció en redes sociales uno de sus compañeros en la planta ubicada en Metepec, en el municipio de Atlixco, quien aseguró que desde el jueves 2 de abril, Sandra Luz Cazares Jiménez presentó síntomas de Covid-19 por lo que se le dio aviso a Rafael García Tizapan, administrador de la planta de lavado, pero no fue sino hasta el 7 de abril que se le permitió acudir a recibir atención médica.

Ya con síntomas graves, Sandra Luz acudió al Hospital de Especialidades "Manuel Ávila Camacho" mejor conocido como San José, en la ciudad de Puebla, donde el director José Álvaro Parra Salazar se negó a brindarle atención y fue canalizada al Hospital General Zona 20 de La Margarita, según la denuncia en la cuenta de Twitter @HugoRod02156201.

Según se detalla, la gravedad de la trabajadora del IMSS con número de control 10338888 impidió que se pudiera hacer algo por ella y murió tras su ingreso al nosocomio.

Acusan riesgo para 14 mil empleados

La denuncia además señala que Sandra Luz, al ser obligada a laborar por cinco días con síntomas de Covid-19, provocó riesgo para 14 mil trabajadores de unidades médicas de Puebla y Tlaxcala ya que su trabajo era doblar la ropa quirúrgica de los médicos y las enfermeras.

Asimismo señalaron que la delegada del IMSS en Puebla, María Aurora Treviño García, nombrada apenas en febrero pasado, no está atendiendo estás situaciones pues se encuentra fuera de Puebla, motivo por el cual exigen la intervención del titular Zoé Robledo Aburto.