La demanda de agua en Puebla y su zona metropolitana ha crecido 15 por ciento respecto a 2019 debido al aumento de medidas de higiene y el resguardo domiciliario que ha implicado la propagación del Covid-19, de acuerdo con los estimados de la empresa Agua de Puebla.

A esta situación extraordinaria se suma el hecho de que la entidad se encuentra en la temporada de estiaje en que hay menos agua disponible para extraerse, por lo que con los dos factores el aumento de la demanda es de 30 a 35 por ciento.

Ante esta mayor demanda y por recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en torno al coronavirus, la empresa emprendió un plan emergente desde el pasado 19 de marzo.

Además de cumplir con medidas específicas de cloración que recomienda el organismo, se adelantaron inversiones para ocupar 14 nuevas fuentes de abastecimiento, aumentar el abasto en 166 colonias que tenían un tandeo menor por su ubicación geográfica y desplegar a más personal para reparar fugas.

Las inversiones, explicó el director de la empresa Héctor Durán Díaz, ya se tenían proyectadas para este y el siguiente año, pero se adelantaron por la mayor demanda de agua y esperan concretar los proyectos en los siguientes cuatro y cinco meses.

Sobre el programa para las 166 colonias, explicó que comenzó este lunes e implicará que personal de Agua de Puebla y el Sistema Operador del Agua Potable de Puebla (Soapap) realice monitoreos aleatorios sobre la calidad del abasto durante los próximos tres meses, ante los cuales piden el apoyo de la ciudadanía.

El personal que realiza estas revisiones, agregó está debidamente identificado y protegido, además de que las actividades que realizan sólo están relacionadas con la revisión de tomas.

"Desafortunadamente en algunos domicilios no dejan entrar a nuestros equipos, lo cual reitero, creo que es algo lógico y es un poco pedir la comprensión, los muchachos están debidamente equipados, con cubrebocas y con todas las medidas de sanidad correspondientes.

"Lo único que necesitamos es ese acceso a la toma, tomar un pequeño vaso de agua para con eso hacer la prueba y san se acabó ahorita, pues estamos dando prioridad a las tomas que están afuera del domicilio", dijo.

La cuadrilla que revisa fugas ya operaba con anterioridad, pero en este periodo que la población se encuentra mayoritariamente en sus hogares esperan también hacer contacto con las familias para orientarlas en fugas al interior de sus hogares.

Las medidas de Agua de Puebla ante el Covid-19 también incluyen la suspensión de cortes para cuentas habitacionales que presentan cargos moratorios y el programa de beneficios para el sector empresarial que ha suspendido actividades.

En el caso de las cuentas domiciliarias, explicó Durán Díaz, las suspensiones de cortes se determinaron desde el 19 de marzo y la invitación a quienes tienen problemas para pagar es a que se acerquen para acordar opciones de liquidación, a sus oficinas aún abiertas, al teléfono 2-11-70-70 y a sus redes sociales.

El programa para beneficiar a negocios ahora cerrados por la contingencia y para los que podrán elegir otras opciones de pago, empezó la semana pasada y ya llegaron a acuerdos con unos 9 mil usuarios, mientras se está en pláticas con cámaras empresariales para que se amplíe el padrón.

Para Agua de Puebla, agregó Durán Díaz también es importante recalcar la necesidad de que la ciudadanía no incurra en malgastar el agua con las prácticas de Sábado  de Gloria, pues ahora se requieren más recursos.

"Ahorita más que nunca el agua es vital, siempre lo ha sido, pero ahorita ante esta contingencia, una cubeta que usemos para divertirnos en el Sábado de Gloria y de más, es una cubeta que no le llega a tu vecino, una cubeta con la que no se va a poder lavar las manos en todo el día", dijo.