La licitación que a finales de marzo lanzó la delegación en Puebla del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para abastecerse de productos para atender el Covid-19 se concretó a medias, pues en un producto el proveedor no garantizó calidad necesaria y en otros dos no se registraron concursantes.  

Esto, de acuerdo con el fallo publicado en el portal Compranet para la licitación directa AA-050GYR006-E114-2020 que se resolvió el pasado 31 de marzo.

La lista de insumos incluía 2 millones 284 mil 496 protectores respiratorios con eficacia de 95 por ciento, 75 mil 718 cubrebocas quirúrgicos y 10 mil 787 botellas de a litro de gel antiséptico.

Asimismo se consideraban 2 mil 282 gafas protectoras para evitar contaminación por líquidos, 2 mil 207 botellas de 120 mililitros de gel antibacterial y 460 litros de jabón para uso quirúrgico.

Según el fallo sólo se concretaron las condiciones para los dos tipos de geles antisépticos y quirúrgicos, así como un tipo de jabón.

Un contrato se designó a la empresa Servicio Industrial y Hospitalario de México a quien se pagará un millón 57 mil 126 pesos por uno de los geles y en el otro contrato se pagarán 41 mil 822 pesos a la empresa Suministros y Tecnología en Salud por el segundo gel y uno de los tipos de jabones.

En el caso de del jabón prequirúrguico hubo una sola empresa que se registró para proveer al IMSS en Puebla, pero a falta de permisos actualizados ya no cumplió con los tiempos de la licitación.

Mientras que en el caso de los protectores y las gafas que solicitaba el instituto no se registraron empresas para concursar en la asignación directa.

Sobre esta licitación extraordinaria el área de comunicación del IMSS en Puebla ha insistido en que se cuenta con los recursos y que con este proceso sólo buscan ampliar sus recursos.