El programa presidencial ante la emergencia económica del Covid-19 quedó corto para las pequeñas y medianas empresas, que constituyen el 99 por ciento del sector privado y representan el 52 por ciento del empleo.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, presentó ayer una programa de subsidios sociales, y de inversión en  megaobras que darían 2 millones de empleos en los próximos 9 meses y austeridad gubernamental.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) consideró insuficiente el programa y Goldman Sachs comentó ayer en un correo a clientes que el plan era desilusionante y palidecía frente a los programas de apoyo anunciados por otros gobiernos, según una nota del diario Reforma.

 “Esto, a pesar de que México tiene mayor margen fiscal para lanzar un programa de apoyo que otros países emergentes”, sentenció Goldman.

Por su parte, Gustavo de Hoyos, dirigente nacional de Coparmex, escribió en su cuenta de twitter  que en el informe “No se anunció ninguna medida relevante para afrontar la crisis económica del #COVID19”.

El CCE  dijo en un comunicado que  “En este momento de crisis, posponer decisiones es en sí una mala decisión. Cada día perdido se traduce en un mayor daño para las familias mexicanas. El Presidente de México cuenta con nosotros en su proyecto de vencer a la corrupción, a la pobreza extrema, a la inseguridad y a la crisis del Covid-19. Pero también salvemos juntos los empleos y los ingresos de las familias”.