El Bayern Múnich, que actualmente ostenta el título de la Bundesliga, regresó a los entrenamientos este lunes de una manera singular, pues además de mantener una distancia entre futbolistas de más de un metro medio, las sesiones se realizaron con pequeños grupos.

Las figuras del club bávaro no entrenaban juntas en el mismo césped desde el pasado 13 de marzo, pero la efusividad tuvo que quedar de lado toda vez que se prohibieran los abrazos, apretones de manos y el contacto físico para evitar la propagación de un posible contagio.

“Es una sensación muy extraña realizar una sesión de entrenamiento en grupos pequeños, pero también es algo bueno ver a los demás en persona", declaró el arquero Manuel Neuer.

 

El equipo conformado por 21 futbolistas se repartió en 5 grupos; cada uno tuvo un máximo de 5 jugadores para realizar los ejercicios correspondientes.

 

Durante el tiempo en el que el Bayern no tuvo entrenamientos de grupo sobre el césped, los jugadores del plantel se ejercitaron físicamente desde sus domicilios mediante 'cibersesiones' coordinadas por miembros del equipo técnico.

Al igual que muchas ligas del mundo, la ‘Bundes’ se encuentra paralizada debido a la pandemia de Coronavirus (Covid-19). Antes de que esta liga sufriera la interrupción, era el Bayern quien lideraba la clasificación del balompié alemán con cuatro puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund, quien yace en segundo puesto.

 

Foto: Twitter | Ataque Futbolero