Fueron 15 poblanos quienes fallecieron en la zona de Nueva York, en Estados unidos, y 35 están hospitalizados, luego de dar positivo a las pruebas de Covid-19, informó el presidente de la Fundación Pies Secos, Ricardo Andrade Cerezo.

12 personas, de las 35 hospotalizadas,  se reportaron la mañana del sábado en estado de gravedad y su pronóstico es reservado, mientras que cientos de poblanos presentan síntomas.

Ricardo Andrade explica que el Central Park fue habilitado para establecer hopitales:

“Los Hospitales de Nueva York ya no están recibiendo a pacientes; en Brooklyn, ya están saturados. Desafortunadamente, hay un número importante de connacionales infectados en el área de Nueva York y Nueva Jersey. Tenemos 35 poblanos hospitalizados, 12 en gravedad y el número de decesos son 15. Desafortunadamente, 15 poblanos fallecieron”, explicó el dirigente de la organización de apoyo a los migrantes.

El representante comentó que, Nueva York que es el destino de miles de migrantes poblanos, está enfrentando un duro momento a causa del coronavirus. “Desafortunadamente, uno de cada cuatro habitantes de la zona de Nueva York está infectado. Paramédicos, policías y doctores están contaminados y se espera que la situación empeore. En los hospitales ya no hay ventiladores, no hay insumos para los hospitales y la situación es muy complicada”, resaltó.

Una parte importante de poblanos pertenece a la primera generación y cuentan como más de 60 años y presentan enfermedades degenerativas, por lo que el panorama el complicada, expresó.

Según una nota de Milenio Puebla, los poblanos fallecidos son originarios de San Pedro Yeloixtlahuaca, Izúcar de Matamoros y de la región de la Sierra Mixteca de Puebla, una de las principales zonas expulsoras de migrante, y se encontraban entre los 46 y 60 años.

“La situación es muy compleja y están esperando apoyos del gobierno y de empresas para la condonación o para que se difieran los pagos de rentas, servicios de telefonía, cable, entre otros, que no podrán pagar en dos a tres meses. La situación es preocupante en salud y económica”, finalizó Andrade Cerezo.