Temor e incertidumbre vive un grupo de trabajadores que en pleno auge de contagio del Covid-19 estuvieron tuvieron contacto con turistas de Asia y Europa en el Hotel Boutique Casona de la China Poblana, labor que realizaron sin alguna medida de sanidad mínima ante el desinterés de los dueños por proveerlos de este equipo.

"Ninguna medida de sanidad, solamente unos botecitos de gel, un rociador con un trapo, sin cubrebocas, ni guantes, sin productos como lyson y no hay nada que nos aseguré ante el contacto", explicó en entrevista con e-consulta uno de los trabajadores que tuvo que vivir esta situación.

Mencionó que cuando aún estaba la Fase 1 del Covid-19 en México, recibieron huéspedes de China, Japón así como de Grecia y Alemania, sin ningún protocolo de sanidad por parte de la empresa, que no aplicó medidas de restricción con tal de no perder las reservaciones.

"Todavía cuando fue lo del Covid-19 que estaba en auge, tuvimos un grupo de Japón, grupos de China que fueron a comer al restaurante del hotel y un grupo de Grecia y Alemania, y la medida es que no nos acercábamos porque los únicos que tenían cubrebocas eran ellos" señaló. 

El trabajador explicó que él junto con sus compañeros pidieron a la administración implementar protocolos de sanidad por seguridad de ellos y sus familias, para evitar alguna contagio, sin embargo su petición fue rechazada a pesar de que la tarifa de habitación por noche era de 3 mil 750 pesos.

"La verdad, era irónico, con lo que ganan. . . no había medidas de seguridad y la respuesta era que si teníamos en nuestra casa, trajéramos cubrebocas, que ellos no tenían", expuso.

En este sentido responsabilizaron a la directora del corporativo, Georgina Galván Zúñiga, y el gerente Gabriel Perdomo Luna ante cualquier contagio de los empleados que actualmente están en sus hogares ante el cierre del hotel, que es uno de los 50 espacios que ya cerraron por la declaratoria de emergencia sanitaria.