Cerca de 200 comerciantes informales desconocieron las medidas por la contingencia sanitaria y se instalaron este fin de semana en calles del Centro Histórico de Puebla.

El gobierno capitalino realizó un operativo para evitar que los vendedores se instalaran, pero desde temprana hora de este viernes, colocaron estructuras metálicas y sombrillas que utilizan para ofertar sus productos.

Como medida sanitaria para evitar la propagación de Covid-19, el gobierno federal, estatal y municipal, pidió a la población confinarse en sus domicilios por lo menos por un mes –hasta el 30 de abril–.

Sin embargo, tianguistas como los de Texmelucan y Tepeaca, por señalar unos casos, decidieron instalarse, pues señalaron que requieren ingresos para sostener a sus familias.

Ignoran operativo

Por la mañana de este viernes, decenas de comerciantes se instalaron sobre las calles 8, 10, 12, 14 y 16 Poniente, entre 5 de Mayo y 7 Norte, como usualmente lo hacen, pese a que la Secretaría de Seguridad Ciudadana mantenía un operativo para evitarlo.

Instalaron puestos de venta de zapatos deportivos, ropa, y comida en diversas presentaciones: tacos, tortas, pizzas, etc.

Alrededor de la una de la tarde y tras una disputa con los efectivos municipales, los comerciantes colocaron sus puestos de venta.

Sobre el tema, la Secretaría de Gobernación municipal señaló que enviaría un comunicado sobre el tema, pero hasta la tarde de este viernes, ello no había ocurrido.

El gobierno capitalino fue el primero en el estado que pidió a los ciudadanos confinarse en sus domicilios, posteriormente exhortó a los comercios e incluso realiza operativos para que restaurantes y bares cumplan las medidas y no brinden servicio.

Por su parte, los comerciantes indicaron que es necesario para ellos el colocar sus puestos de venta, pues un fin de semana sin vender significa quedarse sin ingresos para ellos y para sus familias.

Cabe señalar que los vendedores no utilizaron ningún tipo de medida sanitaria, como el uso de cubrebocas o de gel antibacterial.