Estudiantes de la BUAP en Teziutlán acusaron que sus profesores les dejan un exceso de trabajos durante esta cuarentena, aseguraron que los docentes no respetan los horarios de clases y que les exigen tener buenos equipos de cómputo para poder trabajar.

Debido a la recomendación federal de que las clases debían ser suspendidas para prevenir la propagación del Covid-19 las instituciones, tanto públicas como privadas del municipio, dejaron  de laborar de manera presencial. Por esta razón los docentes acordaron con los jóvenes que seguirían las clases a través de las plataformas digitales. 

Pero, esta mañana, un estudiante de la preparatoria regional de la BUAP “Enrique Cabrera Barroso”, en entrevista para e-consulta, indicó que los maestros los sobrecargan con tareas acusándolos de “no trabajar por estar en sus casas”, pues, para algunos alumnos las clases virtuales se salen de control.

Juan,  es un estudiante que tiene que acudir a las ciber papelerías para poder tomar las clases y detalló cómo es el día a día para las y los alumnos que deben desarrollar esta metodología de clases virtuales:

 “Para empezar debemos tener una súper computadora con micrófono, auriculares y cámara, internet de buena velocidad, y en los casos más extremos debemos o adquirirlos o venir a un ciber para poder cumplir, es una problemática ya que no todos tenemos acceso a internet inmediato o a una buena lap”. 

A eso se suma que en los maestros dejan excesiva carga de tareas para hacer en casa e incluso “hasta tareas en equipo, por ello me pregunto cómo guardamos cuarentena si nos tenemos que reunir en casa de algún amigo, como equipo, tres o cinco”, comentó.

"También nos hacen llegar mensajes de tareas o actividades a cualquier hora, no respetan por lo menos el horario que dedicamos normalmente a la clase, para que así nosotros podamos trabajar, chocan los horario vaya, y eso nos complica el estudio, aunado al estrés del encierro, para quienes si queremos cumplir la cuarentena”.

Por otro lado, los jóvenes, al estar en casa, también cargan con las exigencias de los padres que les piden ayuda en las labores del hogar, o en algunas otras actividades, indicó Guadalupe, una joven que escuchaba el testimonio de Juan.

“Es verdad, y no solo eso los papás que quieren que les ayudemos hacer el aseo o nos ponen a trabajar para arreglar las cosas que están descompuestas en casa, la verdad me estreso”, argumentó.

Otro joven estudiante dijo que en sus grupos de whatsapp, comparten las quejas de otros alumnos y otras instituciones, con la finalidad de que los maestros hagan conciencia de llevar una mecánica de clases y tareas menos complicada, incluso compartiendo el llamado de profesor a profesor que lanzó FAD en línea /UNAM, la cual recorre  diversos chats de grupo escolar o de equipos de trabajo:

“De profesor a profesor… sabemos que es una situación compleja y el semestre debe continuar ¡por favor! no dejes tantas tareas en estas semanas, reduce la carga de trabajo a tus alumnos, usa los mismos horarios de tus clases presenciales, considera que…. no todos los alumnos tienen computadora propia, no todos tienen internet en casa, la mayoria no esta familiarizada con el estudio en línea, ellos no eligieron estudiar una carrera a distancia….”

Ante esto, los comentarios no se dejaron esperar en los grupos de chat, “Esto no es UNAM pero me encantaría que hicieran lo mismo”, en otro comentario se lee “a la de inglés que cree que todos los días tenemos clases cuando solo es miércoles a viernes, “hay que decirle a la química”, “a todos”.