Marzo se ubicó como el mes más violento del primer trimestre de 2020 en Puebla, al sumar 90 homicidios relacionados con actividades delictivas como robos, secuestros, feminicidios o ajustes de cuentas, de acuerdo con el conteo que realiza el gobierno federal.

Este mes también superó los asesinatos reportados en marzo de 2019, cuando las autoridades registraron 83 delitos de ese tipo, lo que se traduce en un aumento del ocho por ciento.

Los últimos 31 días corresponden a su vez con el primer mes de gestión de Raciel López Salazar como secretario de Seguridad Pública en Puebla, pues el 28 de febrero relevó en el cargo a Miguel Idelfonso Amézaga Ramírez, tras el asesinato de tres estudiantes y un conductor de un Uber en Huejotzingo.

Van 237 asesinatos en el año

De acuerdo con el informe diario que difunde el gobierno federal sobre los homicidios ocurridos en el país, Puebla registró 90 casos en marzo, lo que implica un promedio de tres diarios.

La cifra es la más alta respecto a enero y febrero de este año, cuando la administración federal reportó 70 y 77 asesinatos, respectivamente. Así, en el primer trimestre del año, los homicidios ya suman 237.

Si los 90 casos de marzo se comparan con el mismo mes de 2019, hay un aumento del ocho por ciento, pues en ese periodo hubo 83 delitos.

Puebla y Amozoc -que son dos de los municipios más poblados de la Zona Metropolitana de la capital poblana- lideran los casos, al sumar 20 y 12, respectivamente.

Sobresalen también Chignahuapan Izúcar de Matamoros, con cinco homicidios, seguidos por Tehuacán, Tecamachalco, San Andrés Cholula y Huauchinango, que reportaron cuatro cada uno.

Zinacatepec y Acatzingo reportaron cuatro asesinatos, mientras que en San Martín Texmelucan, Coyomeapan, Tepeaca, Xicotepec, Atlixco y Ahuzotepec, hubo dos también en cada caso.

Otros 14 municipios registraron un delito de ese tipo, los cuales son: Coronango, Coyotepec, Teziutlán, Palmar de Bravo, Libres, Cuautlancingo, Tepeojuma, Cañada Morelos, Vicente Guerrero, Esperanza, Xiutetelco, Chiautla, Chietla y Atzala.

Destaca Chignahuapan, donde se reportaron cinco homicidios el 13 de marzo, los cuales tuvieron que ver con actos delincuenciales, pues tres personas fueron acribilladas en la vía pública y dos más en las inmediaciones del mercado municipal.

Tras esos hechos, el secretario de Seguridad Pública informó que se logró desarticular a la banda criminal que cometió esos delitos.